Descubren en Sudáfrica al primer cráneo de un niño Homo naledi

Murió hace cerca de 250.000 años, cuando tenía aproximadamente de cuatro a seis años.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

El cráneo del niño ‘Homo naledi’ hallado en la cueva Rising Star en Sudáfrica.
EFE / EPA / WITS UNIVERSITY

Restos del primer cráneo infantil de Homo naledi han sido excavados en la profundidad de la cueva Rising Star, yacimiento principal del sitio arqueológico sudafricano Cuna de la Humanidad.

Al describir el cráneo y su contexto en dos artículos separados en la revista Open Access, PaleoAnthropology, el equipo de 21 investigadores de la Universidad de Wits y otras trece universidades anunciaron el descubrimiento de partes del cráneo y los dientes del niño que murió hace casi 250.000 años cuando tenía aproximadamente de cuatro a seis años. El niño fue encontrado en un pasaje extremadamente remoto del complejo cavernario, a unos 12 metros más allá de la Cámara Dinaledi, el sitio original del descubrimiento de los primeros restos de Homo naledi que fueron revelados al mundo en 2015.

«Homo naledi sigue siendo uno de los parientes humanos antiguos más enigmáticos jamás descubiertos«, dice en un comunicado el profesor Lee Berger, líder del proyecto y director del Centro de Exploración del Deep Human Journey de la Universidad de Wits y explorador general de la National Geographic Society. «Es claramente una especie primitiva, que existe en una época en la que antes pensábamos que solo los humanos modernos estaban en África. Su sola presencia en ese momento y en este lugar complica nuestra comprensión de quién hizo qué primero con respecto a la invención de culturas complejas de herramientas de piedra e incluso prácticas rituales«.

Se han recuperado casi 2.000 fragmentos individuales de más de dos docenas de individuos en todas las etapas de la vida de Homo naledi desde que se descubrió el sistema de cuevas Rising Star en 2013. «Esto hace que este sea el sitio más rico en fósiles de homínidos en el continente africano y hace que naledi sea una de las especies de homínidos antiguos más conocidas jamás descubiertas«, dice el profesor John Hawks, antropólogo biológico y autor principal de un estudio anterior sobre el esqueleto fósil de un naledi macho apodado «Neo» que también fue encontrado en la cueva Rising Star. El cráneo del niño presentado en el estudio actual se recuperó durante un trabajo adicional en los espacios reducidos de la cueva en 2017. El cráneo del niño se encontró solo y no se han recuperado restos de su cuerpo.

Leti

El equipo ha nombrado al niño ‘Leti’ por la palabra setswana ‘letimela’ que significa ‘el perdido’. El cráneo de Leti consta de 28 fragmentos de cráneo y seis dientes y, cuando se reconstruye, muestra las órbitas frontales y la parte superior del cráneo con algo de dentición. «No hubo partes replicables cuando reconstruimos el cráneo y muchos de los fragmentos se reajustaron, lo que indica que todos provienen de un solo niño«, dice el doctor Darryl de Ruiter, un paleoantropólogo que anteriormente dirigió un estudio del cráneo adulto de Homo naledi y que es coautor del artículo. «Este es el primer cráneo parcial de un niño de Homo naledi recuperado y esto comienza a darnos una idea de todas las etapas de la vida de esta notable especie«, dice la profesora Juliet Brophy, quien dirigió el estudio sobre el cráneo y la dentición de Leti.

Recreación del rostro de Homo naledi.

El descubrimiento del cráneo de un niño homínido es un hallazgo extremadamente raro en el registro fósil, ya que los restos juveniles tienden a ser delgados y extremadamente frágiles. «Tener restos de cráneo asociados con dientes del mismo individuo es extremadamente importante para comprender el crecimiento y desarrollo de esta especie«, dice Christopher Walker, experto en crecimiento y desarrollo. El tamaño del cerebro de Leti se estima en alrededor de 480 a 610 centímetros cúbicos. «Esto habría sido alrededor del 90% al 95% de su capacidad cerebral adulta«, dice la doctora Debra Bolter, coautora del artículo y especialista en crecimiento y desarrollo.

Aún no se ha establecido cuántos años tienen los restos de Leti. Sin embargo, dado que se encontraron otros fósiles de Homo naledi en la cercana Cámara de Dinaledi y datan de hace entre 335.000 y 241.000 años, Tebogo Makhubela, parte del equipo geológico que investiga el descubrimiento cree que es probable que Leti sea de un período similar, basado en la preservación y la proximidad.

Los restos de Leti fueron descubiertos en un pasaje estrecho que mide solo 15 centímetros de ancho y 80 centímetros de largo y estaba ubicado justo más allá de un área llamada «Cámara del Caos«. «El área donde se encontró a Leti es parte de una telaraña de estrechos pasajes«, dice Maropeng Ramalepa, miembro del equipo de exploración responsable de traer los restos a la superficie.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s