Descubren fosas comunes de la Guerra Civil española

Las mismas contienen los cuerpos de unas 300 personas.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Desde fines de septiembre a la fecha ya han sido halladas en el cementerio de Beltiche, en Zaragoza, al menos seis fosas comunes que contienen entre 150 y 300 cuerpos de civiles asesinados durante la Guerra Civil española (1936-1939). Al momento ya se han podido identificar cerca de 60 de ellos, relata el antropólogo José Ignacio Lorenzo, pero el objetivo es ponerle nombre y apellido a todos los demás. Un proceso complicado en el que es necesaria una prueba coincidente de ADN de algún familiar vivo.

El antropólogo añadió que han encontrado documentación que les va a ayudar a identificar a gran parte de las víctimas. Recientemente un vecino de la zona les ha entregado «bajo secreto» un diario en el que se encuentra escrito, día a día, el nombre y la edad de los asesinados.

«Solamente con que encontremos una relación de parentesco con un familiar vivo de cada una de las fosas podremos relacionar al resto de las personas que hay en esas fosas», manifiesta Lorenzo, quien agrega que ya disponen del instrumental científico para poner «nombres y apellidos» a muchos de las personas que están sacando de las fosas.

Lorenzo expresa que algunos de estos restos esqueletales, que son especialmente frágiles, están recubiertos de cal, lo que está «ralentizando mucho el trabajo» y explica que es fundamental que puedan extraerse de forma individualizada por el riesgo de que se rompan.

«Está resultando una excavación muy laboriosa y difícil», agrega. A principios del año 2022 comenzarán las excavaciones de las siete fosas que prevén que puede haber fuera del cementerio de Belchite y en las que se podrían encontrar en torno a un centenar de cuerpos más.

Este proyecto está impulsado por la Asociación Mariano Castillo para la Recuperación de la Memoria Democrática de Belchite, financiado por los gobiernos central y aragonés y codirigido por el antropólogo José Ignacio Lorenzo, los arqueólogos Gonzalo García, Sergio Ibarz y Hugo Chauton y la restauradora Eva Sanmartín, quienes cuentan con la colaboración de voluntarios e historiadores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s