Ucrania: Maltratan y deportan al equipo de C5N

Al camarógrafo, argentino, lo «trataron como a un espía ruso»

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Un muy mal momento vivieron los colegas de C5N cuando los periodistas Gabriel Michi y Karen Maron y el camarógrafo Leo Da Re fueron detenidos e interrogados por el ejército y los servicios de inteligencia ucranianos y, finalmente, deportados.

«Nos enteramos de que había habido bombardeos en Ivano-Frankivsk, a unos 130 km de Lviv, el lugar donde estábamos. Sabíamos que era un aeropuerto mixto, de civiles y militares. Pusimos el GPS para que nos guíe y llegamos al aeropuerto, pero solamente había naves militares. Allí apagamos la filmación, ya que no se puede grabar este tipo de objetivos«, comenzó el relato Michi.

«Bajamos para preguntarles acerca del bombardeo y de si íbamos a poder hacer la cobertura. Mostramos todas nuestras credenciales, pero nos dijeron que no y que esperemos. Al rato, llegó un grupo comando que nos rodeó. Nos interrogaron ahí, les mostramos que el GPS nos llevó a ese lugar y nos terminaron llevando a un interrogatorio a otro lugar«, prosiguió el periodista.

«Nos llevaron a un edificio, después de varias vueltas. Un traductor nos explicó por qué nos habían llevado ahí. En ese lugar nos tuvieron 10 horas. Trajeron a un capo de los servicios de inteligencia para interrogarnos de muy mala manera. Se ensañaron con nuestro camarógrafo, que es un argentino que vive en Rusia. Lo trataron como un espía«, subrayó luego asegurando que todo pudo catalogarse, básicamente, como un secuestro..

«Nos borraron las imágenes, nos intervinieron los teléfonos, le sacaron fotos a las fotos de nuestras familias, nos incomunicaron… Ellos sugerían que nosotros estábamos haciendo una tarea de espionaje«, remarcó.

«Tipo 3 de la mañana nos dicen a Karen y a mí que nos podíamos ir y que nos habían reservado un hotel. Les dijimos que sin Leo no nos íbamos a ir, pero nos dicen que nos teníamos que ir sí o sí. A las 7 de la mañana volvimos al lugar para acompañarlo a un lugar a donde lo iban a trasladar. Nos dirigimos a un departamento de migraciones. Allí, lo interrogan con violencia, tratándolo de agente ruso. En un momento, Leo nos manda un mensaje en el que me pedía ayuda porque lo iban a llevar preso. Finalmente, a él lo deportaron y nos dirigimos rumbo a la frontera con Polonia en donde nos recibió la embajadora«, cerró.

El equipo completo, en estos momentos, se encuentra en Cracovia, Polonia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s