Perú: Exhiben el gigantesco cráneo de Basilosaurio que habitó la región andina hace 36 millones de años

A diferencia de otras especies de mamíferos marinos prehistóricos, es probable que el basilosaurio encontrado en el desierto de Perú se alimentara de presas grandes.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

El fósil de un cráneo de un animal marino depredador que habitaba en los extintos océanos peruanos hace 36 millones de años fue hallado en el desierto de Ocucaje por los paleontólogos de la Universidad Nacional San Marcos, quienes lo presentaron en el Museo de Historia Natural de Lima con la certeza de que arrojará luz sobre la evolución de los cetáceos.

Le decimos un monstruo marino por su apariencia, es un animal que tiene dientes enormes sobre todo molares y caninos afilados, era un depredador de los mares que seguramente se alimentaba de cualquier presa a su alcance”, explicó a Efe el encargado del Departamento de Paleontología del Museo de Historia Natural de Lima, Rodolfo Salas-Gismondi. Tan solo la cabeza mide 1.35 metros.

Foto: Paola Marzano / UNMSM

La Universidad Nacional San Marcos emitió un comunicado en el que expresa que «hace 36 millones de años habitó en el mar peruano un enorme basilosaurio, cuyo cráneo fue encontrado en el desierto costero de Ocucaje, Ica, por paleontólogos de la Universidad«.

Lo más increíble es que el cráneo está en muy buen estado de conservación, tiene sus dientes completos; era un depredador de primer orden, del tope de esa época que se alimentaba de pingüinos de peces; un monstruo marino tal como se lo imaginan y pensamos que se trata de una nueva especie”, explicó el paleontólogo Rodolfo Salas-Gismondi, encargado del departamento de Paleontología de Vertebrados del Museo de Historia Natural.

Basilosaurio

El basilosaurio de Ocucaje, de la familia de los «Cynthiacetus, Ocucajea y Supyacetus«, es el nombre de este cetáceo ancestral del que a partir de ahora se podrá investigar más, ayudará a identificar nuevos fósiles y contribuirá a completar los estudios de evolución de estas especies.

El fósil se encontró en una formación rocosa de Otuma. Después de realizar la datación de los restos, se determinó que pertenecen al Eoceno tardío.

El desierto de Ocucaje se encuentra en la región de Ica, a unos 350 kilómetros de Lima, y era un océano que hace 4 millones de años se secó debido al crecimiento andino, que levantó el fondo marino a la superficie. En esa época, se cubrió de arena, por lo que, según los expertos, el Ocucaje alberga fósiles en muy buen estado de conservación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s