Descubren los restos de un barco sumerio de 4000 años de antigüedad

En el sur de Irak, cerca de las ruinas de la antigua ciudad sumeria de Uruk, los arqueólogos han desenterrado un barco de aproximadamente 4.000 años de antigüedad.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Un equipo de arqueólogos de la Misión Alemana Iraquí de la Junta Estatal de Antigüedades y el Departamento de Oriente del Instituto Arqueológico Alemán han descubierto un barco de 4 000 años de antigüedad cerca de la antigua ciudad de Uruk (actual Irak), situada en la ribera oriental del río Éufrates, una zona que poseía tres canales fluviales que la conectaban con el conocido río. Uruk, también conocida como Warka o Warkah, era una antigua ciudad de Sumer en Oriente Medio a 30 km al este de la moderna Samawah, Al- Muthanna, Irak. Fue fundada en el año 5000 a.C a partir de la fusión de dos asentamientos más pequeños en la orilla del río Éufrates.

Uruk desempeñó un papel preponderante en el proceso de urbanización de Sumer, sobre mediados del cuarto milenio antes de Cristo. Vivió su apogeo sobre los comienzos del tercer milenio anterior a la era cristiana, cuando contaba con una zona amurallada de unos 6,5 kilómetros cuadrados y una población de entre 50.000 y 80.000 habitantes. En ese momento, se convirtió en la mayor urbe a nivel mundial. Según los historiadores, Uruk fue probablemente el lugar de surgimiento de trascendentes avances culturales y tecnológicos humanos, como el sello cilíndrico, el cálculo y la contabilidad.

En julio de 2016, la Unesco nombró al sitio arqueológico de Uruk como Patrimonio Mixto de la Humanidad, debido a la trascendencia de los vestigios arqueológicos de asentamientos sumerios en la Baja Mesopotamia que integran el área.

De acuerdo a una nota de prensa, el antiguo navío fue documentado digitalmente en tres dimensiones gracias a los registros fotográficos, y completamente recuperado para mayor rescate y preservación. Se prevé su incorporación a la colección del Museo de Irak, en Bagdad, junto a su estudio científico. Además, se buscará poner a disposición del público el conocimiento sobre su construcción y contexto de realización.

En 2018, arqueólogos del Instituto Arqueológico Alemán llevaron a cabo un estudio sistemático en la zona de Uruk, documentando todos los hallazgos arqueológicos conocidos en la región. Los restos de los numerosos canales, ahora secos, las tierras agrícolas y los asentamientos, muestran que la zona estaba relativamente poblada en aquella época. Durante esta investigación, los arqueólogos descubrieron accidentalmente un barco de miles de años de antigüedad, que sobresalía parcialmente del suelo. Al principio, los arqueólogos hicieron poco con su descubrimiento, pero este año las cosas cambiaron. Debido a la mayor erosión del suelo y al hecho de que el barco está situado cerca de una carretera con mucho tráfico, decidieron excavarlo para evitar que se dañara.

Era un trabajo que había que hacer con cuidado, ya que el barco de siete metros de largo era muy frágil.

El barco estaba formado por un interior de material orgánico (caña, hojas o madera) que se había podrido, rodeado por una capa de betún. Se trata de una mezcla líquida que se vuelve impermeable cuando se seca. Hoy en día solo queda esta capa de betún. Los arqueólogos sospechan que el barco encalló en el río hace 4.000 años, y que luego se hundió lentamente en el lecho del río a lo largo de los años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s