España: El gobierno niega haber espiado a independentistas catalanes

“España es un país democrático y de derecho”, dijo la portavoz del Ejecutivo español. Según The New Yorker, se espió a más de 60 independentistas catalanes y vascos con el software Pegasus.

El Gobierno de España aseguró este martes que no tiene «nada que ver» ni «nada que ocultar» respecto a un supuesto espionaje a unos sesenta líderes independentistas catalanes mediante el sistema Pegasus. Los dirigentes de Cataluña aseguraron haber sido sometidos a vigilancia a través de este programa informático, que se instala en los teléfonos móviles.

La acusación fue presentada el lunes tras conocerse un informe de Citizen Lab, un organismo canadiense con sede en la Universidad de Toronto, publicado por el semanario estadounidense The New Yorker, donde se afirma que políticos independentistas catalanes, y también vascos, fueron espiados entre 2017 y 2020. El Gobierno español dijo que dicha información «no es nueva” y ha habido «procedimientos judiciales abiertos» sobre esos casos.

La portavoz del Ejecutivo español, Isabel Rodríguez, sostuvo que el Gobierno colaborará con la Justicia en el caso de que investigue estos hechos y está dispuesto a dar explicaciones en el Parlamento. Agregó que España es «un país democrático y de derecho» y, por ello, «aquí no se espía, no se intervienen conversaciones si no es al amparo de la ley», es decir, a través de una «decisión judicial motivada», por lo que no aceptan que se ponga en cuestión la calidad democrática del país.

Que «rindan cuentas”

Casi todos los incidentes revelados por The New Yorker relacionados con ese programa informático israelí, que permite leer mensajes y activar de manera remota la cámara y el micrófono de los teléfonos, ocurrieron entre 2017 y 2020. Entre los afectados figuran el actual presidente regional catalán Pere Aragonés (cuando todavía era vicepresidente regional), los expresidentes catalanes Quim Torra y Artur Mas, eurodiputados, diputados del Parlamento regional catalán y miembros de organizaciones civiles independentistas.

El expresidente catalán y eurodiputado Carles Puigdemont, quien se marchó a Bélgica tras la frustrada secesión de Cataluña en octubre de 2017, no fue directamente atacado, pero sí muchas personas de su entorno, entre ellas su esposa. «Hemos sido espiados de forma masiva e ilegal a través de un programa que sólo pueden tener los Estados. Políticos, abogados y activistas, víctimas de la guerra sucia del Estado español», denunció Puigdemont el lunes en Twitter.

En una rueda de prensa en Bruselas, Puigdemont dijo este martes esperar del estado español que «ahora rinda cuentas”. La Comisión Europea (CE), en tanto, expresó su deseo de que se investiguen las denuncias de espionaje desveladas en varios países de la UE, y señaló que estos potenciales intentos de acceder a datos de ciudadanos son «inaceptables» si se llegan a confirmar (dw).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s