Fabio Cuggini, el peluquero autodeclarado evasor

El empresario concurrió al programa de Pablo Duggan y aseguró, orgullosamente, que él no paga sus impuestos.

Por Tomás Palazzo para Noticias La Insuperable

Fabio Cuggini, el reconocido peluquero, es en cierta medida, arquetipo de ese universo del ciudadano argentino que se cree con más derechos que otros y que grita a viva vos, con discurso plagado de odio e insultos, que se rompió el culo trabajando para tener lo que tiene; también que no se reconoce públicamente como parte de ningún movimiento político pero que mueve el rabo feliz y se babosea con todos los discursos mileinescos de derecha, y contra más a la derecha, mejor.

Tan solo un mes atrás despotricaba contra los movimientos piqueteros y, cual una Susana Giménez cualquiera, afirmaba que “pagaba sus impuestos para mantener vagos”. Pero ayer, en el programa de Pablo Duggan por C5N, aceptó que no entrega facturas, que evade impuestos y que entró al “blanqueo de Macri” para poder usar todo el dinero en negro que hizo durante años, con el que se enriqueció a costa del Estado y de todos aquellos contra los que despotrica públicamente y que sí pagan realmente sus impuestos. O sea, reconoció ser un delincuente evasor.

Fabio Claudio Ottaviano, tal su verdadero nombre, cumplió 56 años el pasado 1º de abril y, desde las épocas del menemismo, tiene su local sobre la calle Lima 83, en pleno centro porteño.

Pero, además, tiene siete sociedades de las que se vale para sus actividades evasoras. En las mismas, alterna los puestos directivos con su hermana, Rosana Andrea Ottaviano, y su madre, Antonia Sgro.

La historia comenzó con su padre, Pánfilo Ottaviano, un inmigrante italiano que se declara comerciante quien, a inicios de 1993 constituye una empresa constructora inmobiliaria: VASTESE S.A. Allí será su socio otro inmigrante, su cuñado, Luciano Mazzei. La misma estará radicada en Lima 83 (donde está hoy Cuggini).

En 2003, Fabio Cuggini ingresa a la empresa como Director; para entonces su madre ya era la Presidenta. Poco después ingresará también el hijo del otro socio, primo de Fabio, llamado Marcelo Vicente Mazzei y que luego será conocido como Marcelo Cuggini.

Previamente, en los 90, Fabio y Marcelo dieron origen a FABIO Y MARCELO CUGGINI SRL, con domicilio en la calle Lima 83. Luego, en septiembre de 2003, Fabio y Marcelo conformaron EVEN AR S.A., también en Lima 83, dedicada al rubro de la belleza, los eventos y la gastronomía.

Finalmente, en abril de 2006, Fabio y Marcelo constituyen PELUQUEROS S.A., por entonces junto a un tercer peluquero: Claudio Antonio Gastaldi.

Pero, para fines de 2006 Fabio y Marcelo caminan ya sus propios rumbos. El 27 de noviembre de ese año, simultáneamente, el apellido Mazzei ya no forma parte de los directorios de VASTASE, PELUQUEROS y EVEN AR. Y a estas, todas a nombre de Fabio, hay que sumarle TENDENCIA E IMAGEN S.A., donde figuran Fabio y su hermana Rosana, dedicada a la explotación comercial del negocio de peluquería y salón de belleza.

A estas cinco sociedades de Fabio Cuggini debemos sumarle ITALY LOOK S.A., constituida también con su hermana el 25 de noviembre de 2015 e ITALY EVEN S.A., de febrero del año pasado, junto a Laura Patricia Salinas, cuyo objeto será la explotación comercial de agencia de publicidad y producción gráfica, realización de avisos, publicación, armado, diagramación y producción de revistas y campañas radiales, televisivas y en la vía pública.

Luego, el hombre de las 7 sociedades que se jacta de no pagar impuestos, enarbola un discurso de odio, agresiones y, encima, pretende dar cátedras de moral.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s