El «papiro erótico» de Turín: una Playboy de 3000 años en el antiguo Egipto

Es considerado el documento sexual más antiguo de la historia.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

El Papiro Erótico de Turín, pintado durante la época ramésida, la de mayor esplendor egipcio, aproximadamente en el 1150 a. C.​​, fue descubierto en 1824 en Deir el-Medina cerca del Valle de los Reyes, en la orilla occidental de Luxor, y ha sido llamado «la primera revista para hombres del mundo».

El mismo, fue descubierto en el interior de una vasija en el Valle de los Reyes de Luxor y contiene escenas pornográficas que describen en tono satírico, y humorístico la vida sexual de los egipcios. En un pésimo estado de conservación, actualmente se conserva en el museo de Turín (de ahí su nombre).

La productora Wild Dream Films lo reconstruyó digitalmente en 2009, como parte del documental del canal de televisión Historia titulado Sex in The Ancient World: Egyptian Erotica (‘El sexo en el mundo antiguo: erótica egipcia’).

Mide 260 x 25 cm y consta de dos partes. El primer tercio, descrito como satírico y humorístico, tiene dibujos de escenas antropomórficas; esta parte del papiro ha sido descrita como satírica y humorística.

Las sátiras parecen ser sencillas: los animales participan en actividades humanas que van desde tocar el arpa hasta librar la guerra, incluido un gato coronado de loto que hace el amor con un ganso. Este tipo de representaciones se pueden encontrar ocasionalmente en tumbas y decoraciones y parecen haber divertido a los antiguos egipcios.

La sección erótica o pornográfica ocupa los restantes dos tercios y contiene doce viñetas con diferentes escenas sexuales y algunos «diálogos», en un ambiente descrito como relajado, discreto y erótico.

Y al observarse, hay cosas que en las representaciones de lo «humorístico-sexual» de las sociedades con tintes patriarcales nunca parecen cambiar: mientras la mujeres son representadas con gran belleza, los hombres son regordetes, calvos, poco agraciados pero con penes enormes.

El común de los estudiosos lo interpreta como una sátira obscena, en sintonía con las escenas iniciales de animales: los hombres mayores algo desaliñados que codician a las mujeres jóvenes y bonitas son, según el punto de vista, irritantes, patéticos o divertidos. En su imaginación, donde sus erecciones son enormes y las posiciones coitales variadas y supuestamente excitantes, el desempeño de un hombre es generalmente más notable de lo que es en la realidad.

El papiro insinúa esto al representar al amante exhausto siendo llevado, con su miembro inerte decorado con una flor de loto perteneciente a la chica que sostiene sus nalgas, o al sugerir que el acto puede terminar antes de que la mujer sentada en su taburete haya tenido tiempo de disfrutar y suplica al hombre: Contenga su placer; tu pene esta dentro de mi…

El papiro, hoy en día, forma parte de una muestra de 300 piezas titulada «Hijas del Nilo. Mujer y sociedad en el antiguo Egipto«, que comienza mañana y se desarrolla hasta fin de año en El Palacio de las Alhajas», en Madrid, España.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s