¿Qué comían los espectadores del Coliseo romano?

Al igual que hoy día, también había vendedores ambulantes que tentaban con sus delicias a los espectadores.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Vespasiano contemplando la construcción del Coliseo

Los juegos gladiatorios, uno de los espectáculos más populares de la antigua Roma, atraía a miles de aficionados al Anfiteatro Flavio de Roma, más conocido como Coliseo romano, que se agolpaban para ver de cerca a sus ídolos. Este monumental edificio, que empezó a construirse durante el mandato del emperador Vespasiano, en el año 79 d.C., y fue completada por su hijo y sucesor, Tito, en el 80 d.C., quien para su inauguración ofreció los juegos más espectaculares jamás vistos en Roma, llegó a albergar a 65.000 espectadores sedientos de sangre.

Al igual que pasa hoy en día en cualquier evento en un estadio, los espectadores consumían alimentos mientras observaban los juegos y hasta había vendedores ambulantes que ofrecían sus delicias.

¿Pero, qué comían?

Desde el mes de enero de 2021, un equipo de arqueólogos del Parque Arqueológico del Coliseo, informan desde National Geographic, ha estado llevando a cabo en el área sur del monumento unos trabajos de limpieza que abarcan unos 70 metros de los antiguos desagües y alcantarillas que recorren las entrañas del edificio. Durante este tiempo, los investigadores han logrado sacar a luz los huesos de algunos de los animales que participaron en los espectáculos, así como restos alimenticios, muy probablemente de los «aperitivos» que consumían los espectadores.

Allí se han descubierto semillas de higos, uvas, melones, aceitunas, melocotones, cerezas, ciruelas, avellanas, nueces y piñones, así como otros restos de comida.

Investigador examinando las cloacas del anfiteatro

Monedas

Los investigadores también han localizado en esta zona objetos de uso personal de los espectadores, como dados de juego, alfileres de hueso, prendas de vestir, tachuelas (los clavos que llevaban las suelas de las sandalias) y también restos de revestimientos de paredes y suelos. Asimismo, los arqueólogos han hallado más de medio centenar de monedas de bronce del período tardío y una moneda de oro de época de Marco Aurelio, acuñada entre los años 170 y 171 d.C. ¿Cómo fueron a parar allí estas monedas? Los investigadores sugieren que tal vez fueron arrojadas al público (era parte del divertimento, y hacerse con ellas ocasionaba frecuentes riñas en las gradas) pero que cayeron en la arena y más tarde fueron a parar a las cloacas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s