Descubren un increíble sistema de protoescritura del paleolítico superior

En base al frecuente uso de tres signos registrados en signos grabados en cuevas, los hombres de la prehistoria pudieron comunicarse y dejar reveladores registros.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Ciervo rojo: Cueva de Lascaux (Francia)

Desde que se descubrieron las pinturas rupestres en decenas de cuevas, distintos investigadores se han preguntado sobre el significado de los elementos no figurativos, como puntos y rayas, que aparecen frecuentemente junto a las figuras de animales tan popularizadas.

Ahora, un trabajo publicado hace unos días por la Universidad de Cambridge, y dirigido por el investigador Bennett Bacon, parece dar luz definitiva revelando el hasta ahora desconocido significado de estos símbolos, señalando como tres de los signos más frecuentes (la línea |, el punto • y la Y) funcionaron como unidades de comunicación. Para ello, Bacon pasó muchas horas en internet observando las reproducciones de más de 600 pinturas y consultando la Biblioteca Británica.

En particular, examinó el signo similar a una ‘Y’, que se hallaba en algunas pinturas, y pensó que podría ser un símbolo de «dar a luz«, porque mostraba una línea que crecía a partir de otra. Finalmente pudo demostrar que así era. Al avanzar con la investigación, Bacon buscó la ayuda de amigos y académicos de alto nivel, que lo alentaron a continuar con sus investigaciones a pesar de que él no es un investigador profesional. Formó un equipo que incluía a dos profesores de la Universidad de Durham y a uno del University College de Londres y, al calcular los ciclos de nacimiento de animales actuales similares, dedujeron que la cantidad de marcas en las pinturas rupestres era, en realidad, un registro de las épocas de apareamiento y reproducción de los animales dentro de un mes lunar.

«Demostramos que cuando se encuentran en estrecha asociación con imágenes de animales, la línea <|> y el punto <•> constituyen números que denotan meses y forman partes constituyentes de un calendario fenológico/meteorológico local que comienza en primavera y registra el tiempo a partir de este punto en meses lunares«, indcó Bacon.

Ejemplos de representaciones de animales asociadas con secuencias de puntos/líneas. (a) Uros: Lascaux, período tardío; (b) Uros: La Pasiega, tardía; (c) Caballo: Chauvet, tarde (diferimos de opinión con el equipo de Chauvet, para quienes sería temprano); (d) Caballo: Mayenne-Sciences, temprano.

La investigación explica que las unidades de tiempo más obvias para los grupos no agrícolas son los meses lunares. El ciclo recurrente de las cuatro fases de la luna proporciona un marco fácilmente visible para cuantificar el tiempo y, si es necesario, el ciclo de aproximadamente 29 días podría subdividirse en cuatro subfases de aproximadamente 7 días. Como ninguna de las secuencias halladas en las pinturas rupuestres contiene más de 13 marcas, es consistente con la referencia de los 13 meses lunares de un año.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s