“Lo que uso y no recomiendo” de Gustavo Yuste: el golpe de lo imperceptible

Lo cotidiano puede resultar una fuente poética inagotable, pero lograr canalizarla implica todo un desafío.

Anuncios