Cena CIPPEC: no hay populista que se resista

Por Onó, el Insuperable ·

Nadie le hace ascos a una cena del CIPPEC. Se la aguarda con viva impaciencia, como corresponde. El que quiera pertenecer, debe tener allí su cubierto. La Argentina del cambio ya no puede detenerse: todos la abrazan con fervor, fotografías glamorosas y buen diente.

El acontecimiento se presentó al gran público de ñata contra el vidrio  como la cena anual de recaudación de fondos del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, pero también fue una ejemplar campaña de vacunación contra el populismo. Como cicerones del pensamiento recto, Marito, Cristiano, Marcos y Mariú prepararon las dosis que en fila india fueron recibiendo con beneplácito desde los triunviros cegetistas hasta el barbado Filmus, encargado de explicar con didactismo y amor pedagógico, dignos de un Jacques Delors, los pilares de la inmunización, que encierra un tesoro.

Habría que ser de piedra para no emocionarse al pensar que semejante acontecimiento se desarrolló nada menos que en La Rural, símbolo del progreso sin límites, base esencial del supermercado del mundo que seremos más temprano que tarde. “Cultivar el suelo es servir a la patria”, se habrá repetido para sí más de un comensal, entre bocado, copa y lágrima reprimida. Los más místicos aseguraban que el espíritu del Momo, protector de la noble peonada, se percibía en cada rincón.

Alejado de la soja pero cerca del riego matutino de veredas, don Víctor brindó doce veces a la salud de sus serviciales encargados de edificios que, Venus en mano, habían dejado relucientes para el banquete los bronces ruralistas, agradecidos por la opípara paritaria que el dirigente les sirviera en bandeja de plata a pesar de la resistencia de los consorcistas mal agradecidos.

Ver a la sociedad civil organizada en torno a sabios conductores desinteresados, percibir el entusiasmo del voluntariado generoso y observar la sencillez de los invitados de honor constituye una experiencia que debería ser obligatoria para cualquier vecino biempensante. Nadie se explica como un evento de esta naturaleza no se filma íntegramente para su uso como material didáctico en parvularios y escuelas rurales.

En los talleres de iniciación antipopulista se destacó el inefable don Pablo, legislador que en el Consejo de la Magistratura, como todos saben, derrocha imparcialidad desde el lugar que se ganó a fuerza de mérito. Innovador, presentó el antídoto contra venenos demagógicos en soporte carpeta, genialidad que seguramente revolucionará los laboratorios del mundo. La cúpula del CIPPEC no dudó en distinguirlo con el título de Benefactor de la Sociedad Civil. El buen hombre agradeció revelando su técnica secreta para destapar bombillas de mate, tributo al ruralismo del que se sentía deudor.

Ojalá haya más cenas así. Queda probado que no hay populista que se les resista. Más de uno comentó por lo bajo que sin la ilusión de un oasis de esta naturaleza jamás hubiese logrado disimular los esfuerzos sobrehumanos que demanda zamparse los daditos de mortadela y queso de chancho que el dictatorial verticalismo culinario impone en el Instituto Patria.

Que la senda marcada por la dirigencia más egregia se nutra de voluntarios depende de nosotros y de nobles ejemplos como los de un Abal Medina, un Urtubey, un Pichetto, un Bossio… ¡Que se multipliquen! Que el glamour estilo ONG sea por fin la regla y el populismo la excepción es lo que hará cada día más grande esta nación. Que todos lleguemos a desear con fuerza arrolladora merecer nuestro cubierto CIPPEC sería un objetivo primordial para lograr el verdadero cambio. ¿O no?

Anuncios

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s