Tensión en Cresta Roja

Los trabajadores de la empresa ejemplo del macrismo otra vez al borde de la represión

Por la Redacción de La Insuperable. Foto gentileza La Izquierda Diario.

En un mercado mundial cada vez más excluyente y proteccionista, el gobierno de Mauricio Macri continúa apuntando a la vieja receta del proveedor de materias primas y receptor de inversiones pasajeras. Fiel a este modelo, su “empresa ejemplo” presenta como única opción el ajustarse del lado de los trabajadores.

Así “como cuidamos a los trabajadores de Cresta Roja, queremos cuidar a todos” había afirmado el Presidente en un discurso en la planta a poco de asumir. Y es de destacar que no faltó a la verdad. Cresta Roja se convirtió en un modelo de corrupción, donde la justicia cómplice le terminó entregando la empresa a Proteinsa, integrada por miembros del gobierno (como el Vicepresidente del INTA, Mariano Bosch) y familiares (como los Prat Gay). Donde, además, no se cumplió la palabra empeñada de reincorporar a los trabajadores y, donde finalmente, quebraron la firma bajo la impávida mirada de la Jueza a cargo Valeria Pérez Casado.

Ahora una nueva empresa se hizo cargo, Wade S.A., la sociedad de la empresa avícola Granja Tres Arroyos que fue fundada en el año 1965 que anuda a la familia de Grazia, cuyo presidente Joaquín de Grazia, le viene como anillo al dedo a las políticas precarizadoras del gobierno. Ya el mes pasado, en una conferencia en la Jornada de Cátedra Avícola 2018 realizada en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires había manifestado la imposibilidad de competir en el mercado internacional por lo cual es necesario reducir los salarios si se quiere competir, por ejemplo, con Brasil.

Por lo pronto ya avanzó en la reducción de la cantidad de trabajadores. Lejos de avanzar con un plan de reincorporación de los trabajadores, el plan operativo que prensentó Wade para Cresta Roja, deja a 1100 empleados sin trabajo: 500 despedidos y 600 “suspendidos” con un sueldo de $10.000 por mes (pagado por el Ministerio de Trabajo) y la promesa de reincorporación que hace más de 2 años que no llega.

El devenir lógico de los acontecimientos conduce a la represión. Por eso cientos de gendarmes se plantan amenazantes desde las primeras horas de la mañana frente a los trabajadores de la avícola Cresta Roja en un corte en la Ruta 205, cerca de la planta Ezeiza de la avícola donde piden, sencillamente, que los dejen trabajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s