Macri: “Debemos dejar de vivir por arriba de nuestras posibilidades”

En un insípido y lúgubre mensaje grabado alejado de la realidad cotidiana de los argentinos, el presidente Macri ensayó viejas y nuevas escusas para fortalecer el ajuste

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Anunciado a primera hora de la mañana y previsto inicialmente para las 8:30 hs, finalmente el presidente Mauricio Macri habló en un mensaje grabado pasadas las 9:30 en una suerte de presentador de los anuncios que luego detallaría el ministro Dujovne durante poco más de 20 minutos.

Desde el vamos, ayer había resultado extraño que el portavoz gubernamental para la mayor reforma del gobierno de Cambiemos las realice únicamente el cuestionado Nicolás Dujovne, quien había enviado participaciones a los periodistas para que lo escuchen a las 9:45 en el Palacio de Hacienda. Máxime teniendo en cuenta que, vox poluli, Nicolás Dujovne estaba (como anticipáramos el jueves) más afuera que adentro en el arco ministerial, y solo mantuvo la titularidad porque sus posibles reemplazos, como Carlos Melconian, no quisieron subirse a remar un bote que consideran se está hundiendo. A pesar de esto los serviles medios de comunicación anunciaban que Dujovne sería el único portavoz oficial y que “le había presentado dos veces su renuncia” al presidente.

Desde el vamos, más allá de las especulaciones periodísticas sobre los que entraban y salían, la únicas certezas que se tenían era la permanencia de Marcos Peña en su puesto, el hombre fuerte del gobierno y al que algunos consideran como el real tomador de decisiones, y que este mensaje grabado de escaso vuelo, sería visto por aquella mayoría de argentinos temerosos por la continua baja de su poder adquisitivo y que años atrás despotricaban cuando hablaba la ex mandataria para anunciar que poníamos satélites en el espacio y cosas por el estilo.

Luego de enunciar 3 ejes de gobierno que serían el equilibrio de las cuentas públicas “para terminar con la inflación”, poner al trabajo formal como eje del desarrollo y construir un Estado sin corrupción, el presidente Mauricio Macri se enfocó en las excusas que llevaron a la Argentina a ser Record Guinnes de los desastres económicos. En varios pasajes de su mensaje se enfocó en “el equilibrio de las cuentas públicas”, el que parece ser el único motor de su programa económico y eje de todos los males de la Argentina; para Cambiemos parecería ser que eso solo alcanzaría para salir de la crisis: nada de producción, cero de industria, cero de inversión en Ciencia y Tecnología.

Mauricio Macri fue muy claro en cuanto al rumbo que debe tomar la Argentina, abrazando la polémica frase de Javier González Fraga y afirmando, textualmente, que los argentinos debemos “dejar de vivir por arriba de nuestras posibilidades”, dejando de lado su promesa de campaña que afirmaba que “podemos vivir mejor”.

Y para empezar a vivir peor, el presidente anunció que se tomaran “decisiones antipáticas”. En sus palabras, lo que ocurrió ahora se habría desatado en enero de 2016 pero se postergó por “ la euforia que generamos con el Cambio” y gracias a eso “no llegamos a ser Venezuela”.

Luego, dentro de esa retórica de cifras ilógicas con las que suele adornar su discurso, afirmo que “la economía creció casi dos años seguidos”. A buen entendedor, “casi dos” es uno.

Otra vez buscó excusarse en factores externos: la peor sequía de la historia, que subieron las tasas de interés de EEUU y la batalla comercial de China y EEUU, a lo que se sumó que en la Argentina “pasaron cosas”, como el escándalo de los cuadernos.

Luego se enfocó plenamente en la necesidad de lograr un “presupuesto propio”, sin aclarar exactamente a que se refiere con lo de “propio”. Lo que si remarcó es que “el fondo accedió a realizar un nuevo plan” para asegurar el financiamiento del 2019.

Como medidas a tomar se refirió someramente a dos: que se le va a pedir más a los exportadores. “Sabemos que es un impuesto malo; malísimo”. Y es que va contra todos los principios sostenidos por Cambiemos desde sus épocas de campaña. Por otro lado, dentro del achique de los ministerios concluyó que “Hemos decidido compactar más el equipo”.

Ya para el cierre, entre slogans reiterados y vacíos, vino un cachetazo de realidad: “Sabemos que la pobreza va a aumentar” y para combatirl esto la única alternativa sería a nivel asisntecial: reforzar programas asistenciales, reforzar precios cuidados, asignación universal, créditos Anses. De generar trabajo y producción industrial, nada de nada.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s