Los negocios PRO del embajador en México

En una investigación exclusiva para Noticias La Insuperable, te mostramos como el embajador que recibió a la Fragata Libertad en bermudas, se encuentra vinculado a una empresa que le factura al ministerio de Educación

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan

Siempre la noticia ridícula posee un condimento que la hace atractiva a los lectores. Por eso es más probable que Ezequiel Sabor, actual embajador en México, pase a la Historia por haber recibido a la Fragata Libertad en bermudas que por alguna de sus obras de gobierno (de existir estas) o por sus vínculos con una empresa que le factura al ministerio de Educación por el dictado de cursos de prevención de adicciones.

En su currículum, vemos que Ezequiel Sabor fue designado embajador en México por Mauricio Macri por noviembre del año pasado; es un hombre del riñón PRO, con presencia en la Fundación Pensar y fue Subsecretario de Trabajo durante el segundo mandato del ahora presidente en la Ciudad de Buenos Aires, entre 2011 y 2015. Ya con Macri en la presidencia fue designado Secretario de Trabajo gracias a sus buenos vínculos con el moyanismo, hasta que lo renunciaron en agosto de 2017 y, como premio consuelo, lo enviaron a las tierras del Chavo.

Red Creativa

Pero, mientras Sabor cumplía funciones en el ministerio de Trabajo, en el de Educación el entonces ministro Esteban Bullrich llevaba adelante el desguace de los programas educativos, cesanteando a centenares de funcionarios de gobierno; a esto se le sumó que, el gobierno, tal cual cual explicara Página 12 por 2016, “apuntó también al desembarco del sector privado en programas como Conectar Igualdad y la tercerización de funciones propias del ministerio en ONG y empresas (como la contratación de la fundación Red Creativa para el dictado de cursos de prevención de adicciones), que se dan en paralelo al ajuste de personal y el cierre de áreas”.

Esta situación se profundizó en el 2017, ya con Finocchiaro al frente de la cartera educativa, donde “Este movimiento, en el que está en juego no sólo dinero, sino el hecho de que el estado se desentiende de sus obligaciones y responsabilidades en favor de ONGs y empresas privadas, puede ser contado con otros ejemplos: la ONG Conciencia (entre sus sponsors están Bayer, Nidera, empresas tabacaleras) tiene el programa “héroes de la convivencia”, ILSI (con socios como Coca Cola, Monsanto, DSM Nutritional Products-) el programa “Mi escuela saludable”, la empresa Red Creativa–que se presenta en su página web oficial como “una organización que desarrolla eventos sociales, corporativos, acciones publicitarias, viajes y team works”– apareció en la capacitación de los trabajadores del programa Club de Jóvenes y Chicos”.

Sabor

Red Creativa S.R.L. fue constituída en marzo de 2009 con el objeto de “reunir y convocar a quienes trabajen en el ámbito de la recreación, el tiempo libre y las actividades relacionadas con la vida en contacto con la naturaleza, realizar: recreación, promoción de derechos, juegos, campamentos, actividades, talleres, centros de recreación urbana, ayudar a la promoción y educación integrar de los derechos de los niños, adolescentes, jóvenes y adultos Guiarlos en el desarrollo de las propias capacidades y virtudes, al servicio de su vocación y para la construcción de su personalidad”. El domicilio social declarado será Cerrito 146, Piso 6º de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Justamente dicho domicilio es el que tiene declarado en la Argentina el actual embajador en México, Ezequiel Sabor, tal cual consta en la guía.

Pero las coincidencias no terminan ahí, dado que, en el acta constitutiva de Red Creativa publicada en el Boletín Oficial del 4 de mayo de 2009, se destaca que sus socios fundadores son Pablo de la Cruz Sabor y su cónyuge Marina Lorena Grosso, familiares del embajador.

O sea Red Creativa, la empresa familiar vinculada al embajador en México Ezequiel Sabor, recibe contratos del Ministerio de Educación por la tercerización de tareas en programas educativos. Pero como los vínculos de la Red de Redes de Cambiemos son intrincadas, los vínculos entre los Sabor, los negocios y el poder no terminan ahí. Recordemos que a principios del artículo dijimos que, entre 2011 y 2015, el embajador de las bermudas, Ezequiel Sabor, fue Subsecretario de Trabajo, Industria y Comercio de la Ciudad de Buenos Aires; ahora, hace pocos meses, en abril de 2018, Pablo de la Cruz Sabor fue designado como personal de planta de gabinete de la Dirección General Empleo dependiente de la Subsecretaria de Trabajo, Industria y Comercio (la misma que dirigía el embajador).

Agreguemos también, en esta época de aportantes truchos, que para la campaña presidencial de Mauricio Macri en 2015, tanto el embajador Ezequiel Sabor como el empresario Pablo de la Cruz Sabor, donaron a Cambiemos, casualmente, el mism día.

Resumiendo, entonces, el dueño de la empresa familiar aportante contratista del Estado vinculada familiarmente al embajador aportante en México, recibe un contrato y sueldo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Todo un intrincado negocio PRO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s