El magnánimo Magnus

El campeón del mundo congeló las emociones de la última partida con un ofrecimiento de tablas difícil de rechazar para Caruana. Así forzó el desempate en rápidas, que se jugará el miércoles.

Foto Max Avdeev for World Chess by Agon Limited

Por Rodrigo Bisbal para Noticias La Insuperable

El acuerdo de tablas cayó como balde de agua fría en el momento más emocionante de un duelo en el que Carlsen había logrado la iniciativa con piezas negras y considerable ventaja de tiempo sobre el retador. De esta inesperada forma terminaba la última partida del match por el Campeonato del Mundo de Ajedrez, finalmente igualado en seis puntos tras doce empates, un récord de paridad sin precedentes.

Las previsiones para el desempate del miércoles en partidas rápidas, como se dijo ya muchas veces, tienen como favorito estadístico a Magnus Carlsen. Por eso la magnanimidad del ofrecimiento de tablas del noruego no pareció convencer en demasía: superado el momento de sorpresa se habló más de cautela especulativa que de la certeza del campeón respecto de la imposibilidad de ganar que en la conferencia de prensa dijo haber evaluado.

Hay, sin embargo, salvedades e interrogantes de envergadura respecto de su teórica supremacía en juegos con tiempo reducido. Pocos saben a ciencia cierta cuán grande fue en los últimos meses el progreso real de Caruana en esa modalidad. En todo caso el retador va “de punto”, lo que a priori le daría un plus de tranquilidad nada despreciable. El ítalo-norteamericano podría entonces hacer un despliegue de audacia inesperado. Ya ha demostrado en Londres que no es ningún timorato ni que se le ganase con la camiseta o por cansancio.

En la partida de hoy el ofrecimiento de tablas de Magnus llegó tras 31 … RA8
( ⬅ diagrama)
. Fabiano no contaba ni con diez minutos para alcanzar el control de tiempo ─jugada 40─ de una posición de extrema complejidad. Al actual campeón del mundo le quedaban casi treinta y nueve en el reloj. Por eso fue tan grande la sorpresa ─incluso la perplejidad─, que se convirtió en espectáculo aparte de las transmisiones en vivo.

En uno de los sitios web que cuenta con gran cantidad de público, Chess24, el repentino acuerdo logró dejar mudo nada menos que al muy locuaz Pepe Cuenca, que miraba incrédulo a Niño Antón y a David Martínez en busca de una imposible explicación. En esos instantes fatídicos no se sabía si hablar del magnánimo Magnus, del timorato Carlsen o del genio noruego que había entendido la posición mejor que nadie.

Pepe Cuenca, Niño Antón y David Martínez  cuando se enteran de las tablas

El anecdotario del match, en fin, parece más rico fuera que dentro del College de Londres. Expertos, grandes maestros y periodistas especializados van de sorpresa en sorpresa. El miércoles terminarán tanto los sobresaltos como el principal interrogante.


 

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s