El tiempo y la agenda para una reestructuración exitosa

A la hora de afrontar los compromisos externos, será clave para el gobierno de Alberto Fernández el manejo de los tiempos y de la presión mediática

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

qq

Si hay algo que hoy en día no se discute en el país es que el próximo gobierno deberá llevar adelante una reestructuración de su deuda. El mega endeudamiento y el default provocado por el gobierno del saliente Mauricio Macri, dejan a la nueva administración de Alberto Fernández un complicado panorama que le exigirá certeza a la hora de tomar decisiones las cuales no tendrán demasiado margen para el error.

A la hora de renegociar la deuda, desde el Centro de Estudios Económicos y Sociales “Scalabrini Ortiz” (CESO) plantean como vital el manejo de los tiempos de negociación: “Al afrontar la cuestión de la deuda, hay distintos instrumentos que le pueden dar mayor margen de maniobra al gobierno nacional en el inicio de su gestión sin necesidad de tener que precipitar sus decisiones ni tener que renegociar la totalidad de la deuda en plazos demasiado ajustados impuestos por el gobierno anterior o las urgencias de los acreedores. Las directrices que deben guiar el proceso pasan por buscar el balance entre recorte de tasa de interés y capital y extensión de plazos, que le permita a la Argentina tener una política fiscal destinada a reactivar la economía y atender las urgencias sociales, sin chocar con la restricción externa”.

Fundamental aquí será el temple del nuevo mandatario, el cual no ha asumido aún sus funciones pero lleva sobre sus hombros la presión constante del aparato mediático, reflejo explícito del gran poder económico, que intentará jugar su rol de marcador de agenda buscando digitar las decisiones del ejecutivo para la búsqueda de la satisfacción de sus propios intereses, generalmente en contraposición a los de las inmensas mayorías.

Para hacer frente a las demanda, indican desde el CESO, será clave el “diferenciar la deuda según el plazo, la moneda, el tipo de tenedor y la legislación bajo la cual se haya emitido. Así, pueden elaborarse distintas propuestas según se trate de deuda de corto o largo plazo, si se trata de pagos en pesos o en dólares y también distintas alternativas según los tenedores sean fondos institucionales, personas humanas o el propio sector público”.

El análisis detallado de la deuda y la postura firme frente a la agenda mediática serán así, vitales para emprender un camino certero hacia un nuevo ciclo de construcción en la Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s