El alza del dólar y los ciclos de la destrucción

El dólar que sube y el país que se destruye.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Agencia Timón

“La corrida que nunca paró. Los anuncios que nunca alcanzaron. El problema no es de coyuntura, sino de estructura”, tuiteaba hace unos minutos el ex Jefe de Gabinete Aníbal Fernández, previo al cierre de una nueva y agitada jornada cambiaria, que le puso broche de oro a un mes de marcada tendencia alcista del dólar.

Junio inauguró con un dólar cotizando a la venta en el Banco Nación a $25,40. Hoy, última jornada del mes de junio, el cartel indicador de la misma entidad señalaba en ese casillero, luego de una jornada de muchas alzas y pocos retrocesos $29,40. Un porcentaje cercano al 16% de ganancias en un mes o, si como yo usted se encuentra de este lado del mostrador, una profunda devaluación que está llevando nuestros salarios a una escala lilliputense.

En unos pocos días pasamos de la no intervención en el mercado, a subastar primero 100 millones de dólares por día, ciento cincuenta ayer y hoy trescientos en un espiral ascendente que empequeñece día a día el salvavidas de plomo del FMI y uno no puede dejar de preguntarse si cuando el Jefe de Gabinete Marcos Peña nos aclaró que el flamante Ministro de Finanzas, Luis “Toto” Caputojugaba en la Champion League sencillamente se refería a que, en realidad, juega para los equipos de afuera.

“El modelo de desregulación, deuda y fuga indiscriminada, y con déficit comercial galopante, no cierra. Es insostenible en el tiempo”, colorea en Twitter Aníbal Fernández. Retomo a partir de sus dichos un concepto que elaboré ya hace tiempo: la alternancia en la Historia argentina de ciclos de construcción y ciclos de destrucción.

A lo largo de los últimos 40 años de historia argentina, se han alternado en la Argentina dos políticas que representan intereses opuestos. Podrían denominarse inclusivas vs excluyentes, sociales vs ultraliberales o, como prefiero denominarlas en mi caso en particular, aquellas que apuntan a la construcción del país versus las que buscan su destrucción. Dentro de estas últimas incluyo sin ningún lugar a dudas, al actual gobierno de Cambiemos que apañado por la sabienda de su propia impunidad, cometió el pecado de autosentenciarse en el corto plazo llevando adelante su plan destructivo con una voracidad inusitada. En un mercado mundial cada vez más excluyente y proteccionista, el gobierno de Mauricio Macri apuntó a la vieja receta del proveedor de materias primas y receptor de inversiones pasajeras sin vislumbrar que el sostenimiento del país en la plaza sólo como abastecedor de alimentos y el presentarlo al inversionista foráneo sin atractivos de consumo, le iban a jugar claramente en contra si buscaba perpetuar el modelo. La realidad de los últimos meses, con el acurdo con el FMI como broche de oro, solo a puesto de manifiesto que las intenciones del gobierno son las de profundizar el modelo destructivo.

Dentro de estas prácticas (las que destruyen) incluyo los períodos de la última Dictadura Militar, el Menemismo, el interludio delarruista y, sin ningún lugar a dudas, al actual gobierno de Cambiemos. Aclaro que la búsqueda de “destrucción” llevada adelante durante estos procesos no responde a una malvada e irracional necesidad de sus partícipes que los lleva a destruir en un acto de fanatismo absurdo. Por el contrario: esta destrucción apunta en su lógica a que, las pocas familias que la propugnan, se enriquecen desmesuradamente en el caos que la misma genera.

Características

Las características principales de estos denominados “ciclos de destrucción” poseen en común las siguientes características:

1) Propugnan un modelo económico ultraliberal sostenido en principios como apertura económica indiscriminada y achicamiento del Estado. Se destacan aquí políticas como la privatización, la apuesta al enriquecimiento no productivo (bicicleta financiera) y el sostenimiento económico apuntado a la actividad primaria (agrícola-ganadera)

2) Sus miembros, familias y asociados, buscan sacar provecho y se reparten impunemente todo posible negocio que pueda surgirde la administración del Estado, tanto en el ámbito público como en el privado.

3) Son acompañados por un andamiaje jurídico que busca la indemnidad de sus partícipes. Me refiero puntualmente a una catarata de leyes y decretos que permiten el control por parte del ejecutivo del aparato judicial que actúa como brazo ejecutor que absuelve y dilata las causas que su accionar genera.

4) Cuentan con un refinado apoyo mediático que construye en el imaginario popular una suerte de idea subyacente de que lo que se percibe como un mal es solo un camino necesario en búsqueda de un futuro promisorio y que debe transitarse fruto de la impericia de los gobiernos predecesores de corte populista.

5) Su principio básico hace que no sea sostenible en el tiempo pues, al basarse en la destrucción continua su propia esencia lo lleva a agotarse. Su tiempo de permanencia se sustenta tanto en “el cuanto” hay para destruir, en la pericia de sus ocasionales aliados (como ser otras fuerzas políticas o el sindicalismo) así como en el aparato represivo que se monte para alargar su vida una vez desatado el caos.

6) Tanto durante su gobierno como una vez finalizado el mismo, las consecuencias de su accionar son “pagadas” por las clases populares, sobre las cuales se operará la reconstrucción hasta su nueva entrada en escena.

Resultado de imagen para dolar pizarra

Los pasos por venir por parte del gobierno de Cambiemos apuntan al recupero de las acciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, el reparto del endeudamiento generado vía transferencia de ingresos y el aniquilamiento de los derechos laborales.

La devaluación operada este mes no hace más que profundizar el modelo destructivo en esa dirección.

http://www.agenciatimon.com/es/el-alza-del-dolar-y-los-ciclos-de-la-destruccion/

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s