Offside: cumple 95 años la regla que cambió el fútbol

La regla tiene vigencia desde 1925

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Lo que hoy conocemos como posición fuera de juego, según la consabida regla número 11, tiene vigencia desde 1925. Pero, a contramano de lo que suele afirmarse popularmente, no es que en los años previos no se cobraba una posición prohibida en una situación de ataque.

De hecho, la historia del offside se remonta a los comienzos de la práctica futbolera en Inglaterra.

La posición adelantada, fuera de juego o, simplemente, offside cumple este 5 de abril 95 años de historia con un papel fundamental en el fútbol desde su tercera y definitiva versión, impulsada en 1925 para contrarrestar la innovadora visión del norirlandés Bill McCracken, fullback de Newcastle United, de Inglaterra.

Las reglas del fútbol contemplaron desde sus inicios lo que hoy recoge FIFA en su apartado número 11, el fuera de juego. En aquellos primeros esbozos del deporte, ya en 1863 se hablaba de una norma que se ocupara de cuando un jugador recibía el balón estando solo ante el arquero y sin rivales cerca. Había que evitar lo popularmente conocido como “pescador”, “palomero” o, más cercano en el tiempo, “antifútbol”: un delantero que se desentendiese del juego y se quedase lo más cerca de arco rival sin ser penalizado.

“Un jugador queda en fuera de juego si en el momento en el que recibe el balón o éste llega a su altura, entre él y el arco contrario hay menos de tres jugadores adversarios, incluyendo al arquero”, rezaba el primer retoque a la norma, conocida como la “regla de los tres oponentes”. Eran tiempos en los que en el fútbol británico se jugaba al 1-2-3-5, los promedios de gol se situaban por las nubes y los encargados de evitarlos, quedaban a la buena del destino.

¿Qué fue lo que hizo McCracken en los primeros años veinte, hasta 1924, el año en que ganaron la FA Cup? Correr hacia delante para dejar al atacante frente al último defensor, en posición adelantada. Ahora se necesita que el último defensor haga lo mismo que McCracken, para que el jugador esté adelantado, solo frente al arquero. El Olimpia de Luis Cubilla de 1990 todavía seguía practicando la invención de McCracken, incluso en los tiros libres.

Así, junto al inglés Frank Hudspeth -asimismo un destacado pateador de penales-, ante cada ataque rival, McCracken daba la señal y se adelantaba para romper la línea de fondo, obligabando a los atacantes adversarios a retrasarse en el campo para no caer en offside. De a poco, la revolucionaria propuesta de Newcastle se fue esparciendo por el resto de los clubes, provocando un descenso de goles y, por sobre todas las cosas, la desesperación de los hinchas que veían cómo constantemente sus jugadores caían en fuera de juego.

La norma que cambió al fútbol no se volvió a retocar en lo más mínimo hasta 1990. Tras los pocos goles marcados en el Mundial de Italia, se pasó a considerar que un atacante en línea con el penúltimo oponente no se encontraría en fuera de juego y además se eliminó la regla que habilitaba al jugador si el pase salía de su propio campo.

Bill McCracken

La última modificación data de 2005, cuando FIFA incidió una vez más en favorecer el juego ofensivo. Desde ese año, jugadores que están en fuera de juego en actitud pasiva y no influyen en la acción, no provocarán que se cobre offside. Además, establece que un jugador está inhabilitado si una parte de su cuerpo con la que pueda tocar legalmente la pelota está más allá del último defensor.

Hoy, 5 de abril, se cumplen 95 años de la regla que cambió el juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s