Pobre y lamentable análisis político del expresidente Macri

Escribió un artículo para el diario La Nación sin profundidad y totalmente carente de autocrítica

Por Tomás Palazzo para Noticias La Insuperable

El expresidente Mauricio Macri consiguió nuevamente que el diario La Nación “bancara” su solicitada, dándole espacio preferencial para exponer su visión sobre una realidad paralela en la que, a su entender, parece haber entregado una Argentina con sólidos cimientos. Sin poder, claramente, sostener lo que hubiese sido un reportaje, en un artículo titulado “para defender el presente y ganar el futuro”, eligió el “modo panfleto” en el que puede, con esa caradurez que lo caracteriza, criticar al gobierno de Alberto Fernández por supuestas intromisiones en el Poder Judicial sin que haya un registro histórico previo de la vez que Macri nombró a dos jueces de la Corte Suprema por decreto.

También hace mención a una supuesta “extorsión” de Alberto Fernández a los gobernadores “con el envío de los fondos necesarios para administrar sus distritos si no cumplen con lo exigido por el Poder Ejecutivo Nacional”, reflexión que parece graciosa si uno recuerda, cuando Macri firmó con los gobernadores el recordado Consenso Fiscal donde estos aceptaban bonos a cambio de deponer 59 juicios por cerca de 340 mil millones de pesos contra el Estado.

También se pone de abanderado de la ultra derecha indicando que el actual gobierno utiliza  “las restricciones sanitarias para impedir la libre circulación de los personas, y solo pueden hacerlo aquellos que estén habilitados a extender una declaración jurada que se debe someter a la consideración de las autoridades”, buscando así “el control social y evitar que los ciudadanos manifiesten su disconformidad con las medidas que se toman y que perjudican a amplios sectores de una sociedad exhausta de obedecer decretos que atentan contra su bienestar general”, crítica que realiza sin siquiera brindar una propuesta sobre cómo el país debería afrontar la pandemia y donde vuelve a reivindicar las movilizaciones, sin que nadie tenga la oportunidad de refrescarle, por ejemplo, el famoso protocolo antipiquites de Patricia Bullrich durante su gestión.

El “análisis” del expresidente en La Nación, en resumidas cuentas, tiene solo las virtudes de un panfleto miserable, donde Macri se vuelve a acomodar en un contexto donde maneja “su verdad” sin cuestionamientos, y donde observa la realidad con una profundidad de twittero de fin de semana. Otra lamentable texto de su autoría que merece quedar en el más profundo de los olvidos, pero que será repetido hasta el cansancio por la calesita de medios hegemónicos que buscan marcar la agenda.

1 Comment

  1. Del ex mandatario no hay asombro alguno. Su severo trastorno de personalidad lo hace ser mala persona; es incorregible. Demos vuelta la página, no vale la pena. A laburar, sin pausa muchachos para todas y todos. Ellos seguirán como enemigos del pueblo del trabajo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s