Los delfines sufren en su piel el calentamiento global

Según un estudio las tormentas están generando un cambio en la salinidad del mar, lo que provocaría heridas en la piel de los cetáceos equivalentes a “quemaduras de tercer grado en humanos”.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Una dermatitis ulcerosa distinta conocida como “enfermedad de la piel de agua dulce es una presentación clínica y patológica emergente en los cetáceos costeros de todo el mundo. En Australia, dos eventos de mortalidad notablemente similares permitieron la creación de una definición de caso basada en factores patológicos y ambientales.

Las características comunes de ambos eventos fueron:

– Una disminución abrupta y marcada de la salinidad debido a las lluvias en las cuencas de captación, con la hipo-salinidad persistiendo de semanas a meses.

– Dermatitis caracterizada en gran medida por manchas pálidas de la piel que progresaron a lesiones circulares o diagonales variables, a menudo elevadas y con úlceras centrales que cubren hasta el 70% de la superficie corporal. La piel afectada a menudo fue colonizada por una variedad de especies de hongos, bacterias y algas que impartían una decoloración variable de amarillo, verde o naranja.

Dolphins killed by new skin disease caused by normal drinking water – ČT24  – Czech television

Según un estudio publicado en la revista Nature, “las lesiones histológicas consistieron en cambios hidrópicos epidérmicos que condujeron a vesiculación y erosión; alternativamente, o además, la formación de pústulas intraepiteliales que dan como resultado ulceración y necrosis hipodérmica. Por lo tanto, los factores ambientales y las lesiones patológicas características son componentes necesarios de la definición de caso de la enfermedad de la piel de agua dulce”.

Dolphin Experts | Murdoch University in Perth Australia
Nahiid Stephens

Al respecto, el Centro de Mamíferos Marinos de California, informa que las pieles de estos cetáceos sufrieron heridas y deterioro. “Las roturas en la piel hacen que los delfines pierdan iones vitales y proteínas de sus cuerpos, así que cuando todo ese está rezumando de ellos, el agua fresca se precipita y provoca hinchazones y úlceras”, explicó una de las investigadoras, Nahiid Stephens, autora del estudio publicado.

Los cetáceos estudiados son principalmente de Australia. Los primeros casos se informaron en 2007, en donde se identificaron heridas en un grupo de hasta 40 delfines. Ellos poseían “ulceración de la piel severa, multifocal o confluente, a menudo asociada con el crecimiento excesivo de alfombras de algas y hongos de color naranja aterciopelado“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s