Medios que envenenan con la vacuna

La pandemia desnudó a nuestros medios hegemónicos. ¿Son los peores del mundo occidental? Los opositores a la Argentina traspasaron todos los límites y están poniendo en juego la salud de la población. Hasta un miembro de nuestra elite económica tuvo que salir a ponerle un freno a las fake news. ¿Por qué la Sputnik V es “la vacuna rusa” y la vacuna de Pfizer no es la “vacuna estadounidense”?

Por Fernando Agejas para Nuestras Voces

Hay que frenar esta locura

Sigo en mi búsqueda, he consultado a varios politólogos, especialistas en política internacional e historiadores,  y les pregunté si habían visto alguna vez en algún país del mundo occidental que sus principales medios de comunicación trabajen permanentemente en el campo del autodesprecio y el desánimo como ocurre aquí. No he conseguido un solo ejemplo. Estas características tan particulares como nocivas de nuestros medios ya están poniendo en peligro la salud de los argentinos de manera literal. Primero militaban contra la cuarentena y ahora militan contra la vacuna Sputnik V por cuestiones ideológicas (y ¿económicas?) poniendo en duda su efectividad sin ningún argumento científico. Si sus “argumentos” tuvieran alguna lógica, los buenos de Oxford no habrían sellado un acuerdo con los malos de Rusia para seguir desarrollando la vacuna de manera conjunta. Hay una línea de coherencia entre esa militancia antivacuna rusa y la presión de JXC a sus senadores para que voten en contra la ley de interrupción voluntaria del embarazo para evitar así “un triunfo del gobierno en el Senado”. Se podría traducir de la siguiente manera: “no me interesa que se sigan muriendo mujeres por abortos mal practicados con tal de perjudicar a CFK”. Es lógico entonces que el ala dura del macrismo (¿existe el ala blanda?) haya sellado una especie de alianza con el hijo de Bolsonaro y con el partido fascista español, VoxLas barbaridades extremistas de Carrió son el hilo argumentativo de los principales “periodistas” de los principales medios, ¿somos conscientes del grado de locura que estamos viviendo y de lo peligroso que es?

Hugo Sigman vs. La Nación

Cansado de los ataques de Laura Di Marco, una vocera macrista de La Nación, el fundador del Grupo Insud y la cara más visible de la fabricación de la vacuna de AstraZeneca en nuestro país, Hugo Sigman, tuvo que salir a desmentir una serie de calumnias que la comunicadora le adjudicaba, principalmente la que decía que por lobby de Sigman no estaba llegando la vacuna de Pfizer. La respuesta de Sigman a Di Marco tiene algunas cosas que merecen ser remarcadas: es la primera vez en muchísimo tiempo que un integrante de la ultra-elite más rica de Argentina sale a desmentir a uno de los medios del poder real. Lo otro que me llamó la atención fueron los últimos dos tweets del empresario, que dicen: “resulta difícil entender por qué, en lugar de sentirnos orgullosos por la fabricación de vacunas en nuestro país, sea contra la gripe o el Covid, se siembren dudas, sospechas y acusaciones a la moral sin fundamentos, socavando la autoestima de los argentinos y la dignidad de las personas en un momento tan sensible para la población». Sería ideal que los pocos miembros de la elite Argentina que no desprecian a su patria salgan a denunciar estos boicots contra la salud pública y la autoestima de la argentinos, tan solo sueño.

Lágrimas de emoción por las 20 mil dosis de Pfizer en Chile

Como dice el amigo y habitual columnista de este portal, @rinconet “Nuestros periodistas serios se emocionan hasta las lágrimas con las 20.000 dosis de vacunas que recibirá Chile con el mismo ahínco con el que opera contra las 300.000 vacunas que llegarán a la Argentina. Jugadores de toda la cancha.” Lo de Rinco no es una humorada, es simplemente una buena síntesis de lo que está pasando. Que Chile haya aceptado las condiciones de Pfizer sin chistar (la más impactante es la que deslinda a la farmacéutica de cualquier inconveniente con la vacuna) para recibir de entrada solo 20 mil dosis es motivo de envidia porque Pfizer es bueno porque así lo dictaminaron el curandero Nelson Castro y Mirtha Legrand. Que nosotros de entrada vayamos a aplicar una cantidad de dosis superior a la de los chilenos es motivo de espanto y burla porque la “vacuna rusa” es mala ya que así lo sentenciaron los hijos de Viale y Leuco. Hablando de Argentina y Chile, la ONU los volvió a ratificar como los países con mayor índice de desarrollo humano de toda Latinoamérica, noticia que, obviamente, fue minimizada por los difusores de tristezas bien pagos.

Feliz año para todo el equipo de Nuestras Voces y para sus lectores. También le deseo un buen comienzo de año a Gónzalez Oro, y ojalá que pueda pasar lo mejor posible el confinamiento impuesto por la infectadura uruguaya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s