Científicos descubren que comer manzanas estimula la generación de nuevas neuronas

Un estudio en ratones demuestra que las sustancias químicas de esta fruta ayudaron a la neurogénesis y protegían frente a la muerte celular

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Un nuevo estudio interdisciplinario liderado por los investigadores Tara Louise Walker, de la Universidad de Queensland, Australia, y Gerd Kempermann, del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas indica que los compuestos naturales que se encuentran en las manzanas pueden ayudar a estimular la producción de nuevas neuronas, lo que puede tener implicaciones para el aprendizaje y la memoria.

La investigación, publicada en Stem Cell Reports y titulada “La piel y la pulpa de la manzana contienen compuestos pro-neurogénicos”, detalla que los científicos hicieron foco en averiguar si los factores bioactivos que se encuentran en las manzanas afectan directamente la neurogénesis del hipocampo en el ratón adulto.

Figure thumbnail fx1

Así, descubrieron que la quercetina, el flavanol más abundante en la cáscara de manzana, era antiproliferativa a altas concentraciones pero pro-neurogénico a bajas concentraciones. Esto se confirmó in vivo, con quercetina administrada por vía intraperitoneal que promueve la supervivencia y la diferenciación neuronal, sin afectar la proliferación.

Usando un enfoque de fraccionamiento guiado por bioensayos, también identificaron compuestos pro-neurogénicos adicionales en la pulpa de la manzana que no estaban relacionados con los flavonoides.

Anteriores estudios ya habían demostrado que los fitonutrientes vegetales como el resveratrol -que se encuentra en las uvas rojas- o la epigalocatequina-3-galato (EGCG) -presente en el té verde-, pueden tener efectos positivos en diferentes partes del cuerpo, incluido el cerebro.

Para llegar a esta conclusión, el equipo cultivó células madre de cerebro de ratón en el laboratorio a las que se les agregó quercetina o ácido dihidroxibézoico (DHBA), fitonutrientes que se encuentran de forma común en las manzanas (si bien también se encuentran en menor medida en otras frutas). Al analizarlo vieron que los cerebros de ratón de laboratorio generaban más neuronas que los que no habían sido impregnados con esta sustancia, y que además estaban más protegidos frente a la muerte celular.

Imagen
Gerd Kempermann

Pruebas posteriores mostraron que, en distintas estructuras del cerebro adulto de los ratones asociadas con el aprendizaje y la memoria, las células madre se multiplicaron y generaron más neuronas cuando los ratones recibieron altas dosis de quercetina.

Los efectos sobre la neurogénesis fueron comparables a los observados después del ejercicio físico, un estímulo conocido para la formación de nuevas neuronas. «Este estudio sugiere que los compuestos naturales en las frutas, como la quercetina, DHBA y potencialmente otros, pueden actuar en sinergia para promover la neurogénesis y la función cerebral cuando se administran en altas concentraciones», afirman los investigadores, quienes no obstante señalan que se necesitan estudios adicionales para comprobar que, como sospechan, estos fitonutrientes pueden ayudar a mejorar el aprendizaje y la función cognitiva en otros animales, incluidos los humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s