Descubren la primera momia egipcia embarazada

Tiene un feto de casi siete meses de gestación

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

AFP

Un grupo de científicos que iba a realizar una inspección a una momia egipcia que se encuentra en Polonia desde el siglo XIX se llevó toda una sorpresa. El cadáver, de 2.000 años de antigüedad, supuestamente pertenecía a un sacerdote varón, según los registros. Sin embargo, los rayos X revelaron que la momia era una mujer y estaba embarazada. Las nuevas tecnologías han permitido revelar que el “sacerdote varón” era en realidad una mujer de entre 20 y 30 años. Además, en su vientre se han reconocido huesos del cráneo de un feto que tendría entre 26 y 28 semanas de gestación. Casi siete meses.

Los rayos X permitieron comprobar la ausencia de pene y la presencia de unos senos. Algo que sorprendió a los investigadores que vieron cómo su momia cambiada de sexo. Sin embargo, el verdadero hallazgo lo encontraron al estudiar el vientre. “Mi esposo y yo identificamos algo familiar, para cualquiera que ha sido padre, en el vientre de la difunta madre. Era el pie de un bebé“, ha manifestado la antropóloga y arqueóloga de la Universidad de Varsovia, Marzena Ozarek-Szilke, después del primer vistazo a las imágenes del escáner.

Este descubrimiento supone la primera momificación de un cuerpo con un embarazo. “Este es nuestro hallazgo más importante y más significativo hasta ahora, una sorpresa total“, ha añadido a los medios de comunicación Wojciech Ejsmond, miembro de la investigación y de la Academia Polaca de Ciencias.

 Instantánea de la momia egipcia embarazada en el escáner polaco

Los hallazgos de los científicos polacos se han publicado recientemente la revista especializada Journal of Archaeological Science. El Proyecto Momias de Varsovia plantea varias preguntas con este descubrimiento como, por ejemplo, por qué no se extrajo el feto con el resto de vísceras, procedimiento habitual de la momificación, o si pensaban que así el feto también iría al “más allá”. Ozarek-Szilke ha especulado que puede haber existido un “esfuerzo por camuflar el embarazo o estar ligado a alguna creencia religiosa“. Asimismo, los expertos esperan poder mejorar el conocimiento que tenían en medicina en la antigüedad. “Abre posibilidades de aprender sobre el embarazo y el tratamiento de las complicaciones en la antigüedad“, ha estimado Ejsmond.

El cuerpo embalsamado llegó a Varsovia en 1826 y está custodiado por el Museo Nacional de Varsovia desde 1917. La confusión, que llevó a decir que la momia pertenecía a un sacerdote, se debía a que en las inscripciones del sarcófago figuraba la historia de un varón religioso en su interior. En ellas, se hablaba de que “este hombre” vivió entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C. No obstante, los nuevos estudios podrían datar a la momia de un periodo mucho más antiguo. Las causas de la muerte de la mujer embarazada no se han identificado. La momia todavía no se ha abierto, pero el primer escaneo ha mostrado que la mujer tenía el pelo largo y rizado hasta los hombros.

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s