Enriquecimiento Ilícito: Macri mueve fondos de una empresa vinculada a la causa por la que está imputado

Se trata de Cremer, la firma que maneja el supuesto testaferro Alejandro Jaime Braun Peña.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

A fines de abril de este año, la Inspección General de Justicia (IGJ) radicó una denuncia contra el expresidente Mauricio Macri por supuesto ocultamiento de su patrimonio, luego de salir a la luz que una de las empresas del famoso “fideicomiso ciego” le había transferido de manera directa 54 millones de pesos.

Esta transferencia se hizo a través de acciones preferidas (es decir, las que tienen prioridad a la hora de cobrar) y jamás fue anotada en el libro de registro de acciones. Como si fuera poco, esos 54 millones provenían de otra empresa sobre la cual ya hemos hablado en otras oportunidades: “Latin Bio, y en la que la IGJ detectó una novedosa composición: la participación de Juliana Awada con un 20% de acciones.

Latin Bio SA fue creada en 2007 para dedicarse a la explotación del negocio del biodiesel. En 2010 quedó en manos de Alejandro Jaime Braun Peña (primo de Marcos Peña y a quien -en 2018- señalamos como posible testaferro de Mauricio Macri) y su empresa “Cremer y Asociados SA”. Para acercar aún más el nombre de expresidente a esta empresa, en 2014 entró en escena, como director, otro nombre clave del entorno macrista: Pablo Clusellas, por entonces secretario Legal y Técnico del gobierno porteño, hoy auditor general en la Ciudad de Buenos Aires. En 2015 tuvo la precaución de dejar ese lugar, ya que sería nombrado en ese mismo cargo pero en la Presidencia de la Nación. Clusellas volvió en febrero de 2020 como director y como vice fue designada la hija de Braun Peña, Luz Braun Peña (casada, dicho sea de paso, con un ex funcionario macrista).

Para clarificar la”mamushka” de la transferencia de dinero, digamos que los 54 millones provenían de una de las empresas del fideicomiso, Agro G, (una sociedad agropecuaria que nunca registró haber pagado honorarios ni haber repartido ni un dividendo hasta ese momento) cuyo capital accionario estaba repartido con un 29,25% de Latin Bio SA, un 20,25% de Juliana Awada y el resto era de Alejandro Braun Peña o de sociedades vinculadas a él. Y como vimos más arriba, Latin Bio está en manos de Cremer, empresa que comparten Alejandro Jaime Braun Peña y la sociedad extranjera Peter Cremer Holding GMBH&Co.

Pues bien, para aportar a la confusión, ahora sale a la luz que, pocas semanas después de esta denuncia y poco antes de que Macri sea imputado por “enriquecimiento ilícito”, Cremer y Asociados S.A. comunica que, supuestamente en una reunión de accionistas del mes de febrero, desprendió parte importante de su capital para conformar una nueva empresa: Cremer Bio S.A. (de la cual será presidente Braun Peña).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s