Encuentran un mosaico Hitita de 3000 años de antigüedad

Está conformado por cerca de tres mil piedras de varias tonalidades.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Los arqueólogos limpian el antiguo pavimento de mosaico descubierto en el templo de Teshub en Usakli Huyuk. Foto: Progetto Archeologico a Uşaklı Höyük

Un grupo de arqueólogos italianos y turcos que se encontraban excavando en Usakli Huyuk, un yacimiento situado a unas tres horas de Ankara, la capital de Turquía, descubrieron un sorprendente adoquinado de nada más y nada menos que unos tres mil años de antigüedad entre los restos de un antiguo templo hitita del siglo XV a.C., muy parecido a los típicos mosaicos grecorromanos que se pueden encontrar a lo largo y ancho del Mediterráneo.

Se trata de un conjunto formado por unas tres mil piedras en tonos beige, negro y rojo que se dispusieron en forma de triángulos y curvas. “Es el antepasado de los mosaicos antiguos, que por supuesto son más sofisticados. Lo que hay aquí es sin duda el primer intento de utilizar esta técnica“, comenta Anacleto D’Agostino, arqueólogo de la Universidad de Pisa y director de las excavaciones, en declaraciones recogidas por National Geographic.

Los investigadores están convencidos de que este sensacional hallazgo les permitirá obtener un mejor conocimiento sobre la cultura hitita, una de las grandes potencias de la antigüedad, que dominó la península de Anatolia durante la Edad del Bronce. “Por primera vez, estas personas sintieron la necesidad de hacer algo distinto, con figuras geométricas, juntando los colores, en lugar de hacer un simple adoquín. ¿Acaso el constructor era un genio? O tal vez le pidieron un revestimiento para el suelo y él decidió hacer algo nunca visto“, plantea D’Agostino.

El templo donde se ha llevado a cabo el hallazgo se sitúa frente al monte Kerkenes y estaba dedicado al culto del dios Teshub, divinidad hitita de las tempestades. “Es probable que los sacerdotes hititas realizaran sus rituales aquí mirando hacia la cima del monte Kerkenes“, sugiere el arqueólogo.

Además del singular pavimento descubierto en el templo, durante las excavaciones los arqueólogos también han hallado los restos de un palacio que contenía lujosos recipientes cerámicos.

Un equipo de arqueólogos italianos y turcos excava en Usakli Huyuk.
Foto: Progetto Archeologico a Uşakli Höyük

Los investigadores están convencidos de que Usakli Huyuk es la desaparecida ciudad de Zippalanda o Ziplanda, mencionada en los textos y cuya ubicación no ha sido aún localizada. Al parecer Usakli Huyuk es una de las mejores candidatas puesto que, según las tablillas, era un lugar dedicado al culto de Teshub. Según explica D’Agostino, “los investigadores coinciden en que Usakli Huyuk es uno de los dos sitios más probables. Con el descubrimiento de los restos del palacio y sus lujosas cerámicas y objetos de vidrio, esta probabilidad se refuerza. Solo nos falta la prueba definitiva: una tablilla con el nombre de la ciudad“. Tal vez las futuras excavaciones en el lugar consigan dar con ella y resolver el misterio que envuelve a Zippalanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s