Murió la actriz María Duval

Fue una de las grandes estrellas del cine argentino, brillando en la década del 40.

A sus 95 años de edad, radicada en Buenos Aires, falleció María Duval, una de las actrices más exitosas de la década del 40, época de oro del cine nacional. Nacida en Bahía Blanca el 17 de mayo de 1926 como María Mogilesky. La triste noticia fue confirmada desde Estados Unidos por Federico Grosman, uno de sus nietos. «Falleció en paz, tranquila, en su casa, sin sufrir, es parte de la vida«.

Desde pequeña mostró su talento para recitar poesías e interpretar pequeños papeles en la escuela, al punto que alentado por sus profesores, su padre la llevó a probar suerte en Buenos Aires cuando María tenía apenas 14 años. A esa edad, y casi sin ninguna experiencia, fue elegida para el papel protagónico de Canción de cuna. A los pocos días filmó El hermano José, con Pepe Arias, dirigida por Antonio Momplet. Cuando quiso darse cuenta ya era una estrella.

Entre sus películas se destacan la mencionada El hermano José, junto a Pepe Arias; Cada hogar un mundo, con Carlos Cores; Su primer baile, con Esteban Serrador; Los chicos crecen, con Arturo García Buhr; e Incertidumbre, con Pedro López Lagar. También Ceniza al viento, con Berta Singerman y Tita Merello: La novia de primavera, con Roberto Airaldi; Cuando florezca el naranjo, con Angel Magaña; Casi un sueño, con Ricardo Passano; 16 años, con Georges Rigaud; Valle negro, con Carlos Cores; Besos perdidos, con Héctor Coire; La honra de los hombres, con Alberto Closas; y Las tres ratas, con Amelia Bence y Mecha Ortiz. También Milagro de amor, con Andrés Mejuto; La senda oscura, con Elsa O’ Connor; La serpiente de cascabel, con Juan Carlos Thorry; Historia de una mala mujer, con Dolores del Rio y Fernando Lamas; Cita de estrellas, con Osvaldo Miranda y Analía Gadé; y El extraño caso de la mujer asesina, con Malisa Zini.

Sin embargo, en el mejor momento de su carrera, con 21 películas filmadas y con apenas 22 años de edad, María decidió su retiro total de las tablas. Fue en 1948, cuando contrajo enlace con José Grosman, quien le pidió que dejara la actuación para dedicarse a la vida familiar. María no dudó demasiado y se alejó de una vez y para siempre del mundo del espectáculo. Después vinieron los hijos, los nietos y los bisnietos y la seguridad de haber tomado la decisión correcta, sin tiempo para arrepentimientos o nostalgias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s