CABA: Ya está vigente la suspensión de licencias de conducir a infractores

El Gobierno de la Ciudad firmó un convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial para identificar a «conductores temerarios». El objetivo es reducir la siniestralidad.

Las personas que vivan en la Ciudad de Buenos Aires y acumulen 10 o más infracciones de tránsito consideradas graves podrán sufrir la suspensión de su Licencia Nacional de Conducir. La medida rige desde esta semana por un convenio firmado entre la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el gobierno de CABA.

Los conductores que sean identificados como «temerarios» serán citados por la Dirección General de Administración de Infracciones de la Ciudad (DGAI) para regularizar su situación. Si no se resuelve, la ANSV podrá solicitar que se les suspenda el registro.

La disposición 384/2020 permite la suspensión provisoria de la licencia de aquellos conductores que «registren un grave peligro para la seguridad vial». Para recuperarla deberán someterse a un examen psicofísico que evalúe su capacidad para conducir.

El convenio aplica a las licencias radicadas en CABA. Lleva las firmas del director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano, y del ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, indican desde C5N.

«Este convenio tiene como finalidad anticipar y detectar a los conductores temerarios y no esperar a que cometan un hecho vial que pueda tener consecuencias irreversibles», explicó Carignano. También agradeció a las autoridades porteñas por su colaboración.

Cuáles son las infracciones de tránsito consideradas graves

Según el artículo 77 de la Ley Nacional de Tránsito, las infracciones graves son, entre otras:

  • Atentar contra la seguridad del tránsito.
  • Obstruir la circulación.
  • Dificultar o impedir el estacionamiento y/o la detención de los vehículos del servicio público de pasajeros y de emergencia en los lugares reservados.
  • Conducir vehículos sin estar debidamente habilitados para hacerlo.
  • No tener la documentación exigible.
  • Circular sin las chapas patentes reglamentarias o sin el seguro obligatorio vigente.
  • Fugar o negarse a suministrar documentación o información.
  • No cumplir con lo exigido en caso de accidente.
  • Conducir bajo los efectos del alcohol, estupefacientes u otra sustancia que disminuya las condiciones psicofísicas normales.
  • Violar los límites de velocidad máxima y mínima.
  • No respetar la señalización de los semáforos.
  • Conducir motocicletas sin casco.
  • Conducir a contramano.
  • No pagar el peaje.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s