Usando tecnología láser descubren los rastros de una civilización prehispánica en las profundidades del amazonas

Se trata de carreteras, canales, embalses y pirámides cónicas de hace 1500 años.

Se ha informado que existen restos arqueológicos de urbanismo de baja densidad basado en la agricultura debajo de los bosques tropicales del sudeste asiático, Sri Lanka y América Central. Sin embargo, más allá de algunos grandes asentamientos interconectados en el sur de la Amazonía, no ha habido tal evidencia para la Amazonía prehispánica.

Un estudio científico liderado por Heiko Prümers, del Instituto Arqueológico Alemán, y publicado en Nature, basado en datos lidar (un sistema de medición y detección de objetos mediante láser), da cuenta de sitios pertenecientes a la cultura Casarabe (alrededor del 500 d.C. al  1400 d.C.) en el mosaico de sabana-bosque de los Llanos de Mojos, suroeste de la Amazonía, en la actual Bolivia, que revela la presencia de dos sitios notablemente grandes (147 ha y 315 ha) en un sistema de asentamiento denso de cuatro niveles.

El área de la cultura Casarabe, hasta donde se conoce en la actualidad, se extiende por aproximadamente 4.500 km2, con uno de los grandes sitios de asentamiento controlando un área de aproximadamente 500 km2.

La arquitectura cívico-ceremonial de estos grandes asentamientos incluye andenes escalonados, sobre los cuales se asientan estructuras en forma de U, montículos, andenes rectangulares y pirámides cónicas (de hasta 22 m de altura).

Los grandes sitios de asentamiento están rodeados por bancos poligonales concéntricos clasificados y representan nodos centrales que están conectados a sitios de menor rango por calzadas rectas y elevadas que se extienden a lo largo de varios kilómetros.

a, Ocupación del área lidar de Cotoca. b, Sitios y características arqueológicas principales reveladas por lidar en el área de Cotoca. c, imagen Lidar del sitio de asentamiento grande Cotoca con secciones transversales AB y C-D. m.a.s.l., metros sobre el nivel del mar.

La enorme infraestructura de gestión del agua, compuesta por canales y embalses, completa el sistema de asentamiento en un paisaje modificado antropogénicamente.

Los resultados presentados por los investigadores indican que el patrón de asentamiento de la cultura Casarabe representa un tipo de urbanismo t

ropical de baja densidad que no ha sido descrito previamente en la Amazonía.

Llanos de Mojos

La región de los Llanos de Mojos es una sabana tropical de tierras bajas, en el suroeste de la cuenca del Amazonas. Presenta estaciones húmedas y secas: en los meses más secos casi no llueve, pero durante la temporada de lluvias, entre noviembre y abril, gran parte del área se inunda durante meses.

La cobertura Lidar está marcada por las áreas grises (A–F). Los triángulos negros representan sitios de asentamiento de la cultura Casarabe que tienen arquitectura de montículos de plataforma.

Los misioneros españoles en el siglo XVI solo encontraron comunidades aisladas viviendo en esa zona: debido a esto, los científicos supusieron que la población prehispánica del área había tenido las mismas características. A pesar de esto, algunos investigadores comenzaron a dudar de la precisión de esta teoría e iniciaron estudios. Es así que se encontraron movimientos de tierra en la década de 1960, pero muchos científicos cuestionaron si realmente eran ruinas o solamente características naturales.

Sin embargo, los últimos estudios confirmaron que los asentamientos más pequeños de Casarabe podrían haber sido el hogar de miles de personas: ya se conocen 24 núcleos urbanos, nueve de los cuales se descubrieron en el actual estudio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s