«El objetivo del FMI es tener a la Argentina sentada en la mesa de una permanente renegociación»

Así lo asegura un informe del CESO.

Por Roque Pérez para Noticias La Insueperable

Las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) van en camino a ser incumplidas en los próximos meses, asegura un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales «Scalabrini Ortiz» (CESO), liderado por el economista Andrés Asiain.

En el marco de un mundo en guerra, con un escenario internacional marcado por la inseguridad alimentaria, energética y con la mayor inflación de los países centrales en los últimos 30 años, el panorama no es aquel de cuando se rubricó el acuerdo con una inflación prevista para nuestro país en torno al 43% anual. La proyección, hoy oscila entre 20 y 30 puntos por arriba de ese indicador.

Según indica el informe de mayo del CESO, «las metas van a seguir siendo de muy improbable cumplimiento si sólo se actualizan en términos nominales. Si no se incorporan los efectos que tuvo el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania en los precios de la energía y los alimentos que obligó a incrementar el nivel de subsidios y transferencias por la delicada situación social, las metas planteadas originalmente van a seguir siendo un factor de incertidumbre adicional«.

Pero esta incertidumbre vuelve a jugar a favor de los intereses del FMI, quien, ante un esperable incumplimiento, vuelve a sostener el cuello de la Argentina con una correa corta. Como bien afirman desde el informe «dejando de lado las ingenuidades, el objetivo del FMI es tener a la Argentina sentada en la mesa de una permanente renegociación para, justamente, ir sumándole condicionalidades cada vez más estrictas y dejarnos con menos margen para administrar con autonomía nuestra política económica y exterior«.

Argentina, así, vuelve a perder la soberanía que le brindó la salida del fondo con el gobierno de Néstor Kirchner, con lo que queda demostrado que, en sus objetivos de base, el gobierno de Mauricio Macri cumplió lo que venía a hacer y con creces.

Con desembolsos del FMI sujetos a un programa de gobierno con escaso margen de éxito, dado el cambio en el mundo operado en el último trimestre, Argentina queda sujeta al antojo de «los países que dominan el directorio FMI (Estados Unidos, en primer lugar, seguido por Japón, China y Alemania)«.

«Esto configura un escenario de incertidumbre creciente en la economía argentina. La alta incertidumbre de una permanente renegociación con el FMI en un contexto internacional complejo en materia económica, financiera y bélica y una macro local con una inflación apuntando al 70% anual y un nivel de reservas al borde de la línea de flotación«.

Y en este contexto, el tiempo, y el margen de maniobra del gobierno de Alberto Fernández se acorta sin que se vislumbre un programa de estabilización que de vuelta la ecuación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s