Dos bebés murieron en Córdoba por exceso de potasio inyectado intencionalmente

Perdieron la vida en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo como consecuencia de «exceso de potasio» que fue «inyectada de manera intencional», informaron fuentes vinculadas a la causa que investiga por el momento cinco fallecimientos.

Reclaman justicia por la muerte de bebes en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo. / Foto Laura Lescano

Los resultados de autopsia concluyeron que dos bebés que murieron a poco de nacer en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de la ciudad de Córdoba, perdieron la vida como consecuencia de «exceso de potasio» que fue «inyectada de manera intencional», informaron fuentes vinculadas a la causa que investiga por el momento cinco fallecimientos, por los cuales hay una enfermera detenida e imputada.

Según se consignó, el informe de la autopsia detalla que «se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida».

Los datos forenses corresponden a dos de los cuerpos de bebés fallecidos, del total de cinco casos que investiga el fiscal Raúl Garzón.

Se trata de los fallecidos el 6 de junio pasado, que desencadenaron la investigación de otros casos similares.

La enfermera, de 27 años, fue detenida el pasado viernes imputada por el delito de «homicidio calificado reiterado» y alojada en el penal local de Bouwer.

El fiscal Garzón había manifestado que «la enfermera se la detiene por dos hechos, que son los que al día de la fecha se ha podido avanzar en los estudios complementarios de las autopsias de dos de los niñitos fallecidos».

«Obviamente que es una instancia preliminar, falta complementar sobre los otros hechos», aseveró y precisó que si bien la investigación inicial se dio sobre cinco bebés muertos, en total son 13 los casos que se estudian, entre los fallecidos y otros que sufrieron serias consecuencias y sobrevivieron, había manifestado luego de la detención.

También imputó a tres exdirectivos del Neonatal, una de ellas es la exdirectora, Liliana Asís, quienes se encuentran acusados por responsabilidades mediatas, vinculadas a su función, como la omisión de deberes de funcionario público.

La investigación judicial, que tomó estado público el 11 de agosto, se encuentra en manos del fiscal de Instrucción Raúl Garzón, a partir de denuncias por la muerte de cinco bebés nacidos sanos en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo de la ciudad de Córdoba, entre marzo y junio pasados.

De acuerdo con los datos oficiales, los fallecimientos de los bebés ocurrieron el 18 de marzo, el 23 de abril, el 23 de mayo y dos (decesos) el 6 de junio de este año.

(Télam)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s