La Base Petrel y el cambio de paradigma estratégico en el programa antártico argentino

Nuestro país contará con una base permanente más en el continente gracias a la renovación de la Base Antártica Conjunta Petrel. Una decisión del poder ejecutivo de contar con mayor presencia, desarrollar un proyecto moderno y sustentable que, al contar con una pista aérea, concretará el puente estratégico Usuahia-Petrel.

Por Walter Onorato – @WalterOnorato para EnOrsai

La decisión de reinaugurar la base Petrel para convertirla en una base operativa durante todo el año fue tomada en el año 2013 durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Con un anuncio de un plan realizado por quien era su ministro de defensa, Agustín Rossi, donde se programó la realización de trabajos de acondicionamiento en las campañas de verano de 2014-2015, 2015-2016 y 2016-2017 y que continúan acutalmente.

La Base Petrel se encuentra ubicada en la isla Dundee perteneciente al archipiélago de Joinville, a unos 1.100 kilómetros de Ushuaia. Está emplazada sobre rocas a unos 18 metros sobre el nivel del mar, al pie del glaciar Rosamaría en la rada Petrel. La base comenzó a funcionar en el año 1952 hasta que fue afectada por un incendio en 1974.

Desde ese momento comenzó a operar como base temporal hasta que en el año 2013 el estado argentino trazó un plan para reactivarla como polo logístico permanente en el continente antártico.

Por este motivo se construirá una nueva casa habitable con capacidad para alojar a 60 personas y tres laboratorios científicos, una planta de tratamiento de líquidos cloacales, una de potabilización de agua.

La intención es contar también con una terminal de cargas de grandes dimensiones que pueda funcionar como salón de usos múltiples, gimnasio, cancha de fútbol, etc. y un hangar donde se prevé mantener dos helicópteros y un avión Twin Otter.

Como parte de lo planificado en el día de ayer se informó a través del Boletín Oficial la decisión administrativa de aprobar un convenio «interadministrativo entre el Ministerio de Defensa y la empresa TANDANOR para la adquisición de esta casa principal de la base, acorde a las técnicas constructivas modernas.

Esta nueva infraestructura que se instalará en la base antártica «pretende favorecer la investigación científica, ofreciendo servicios logísticos antárticos con instalaciones apropiadas para el alojamiento del personal a desarrollar trabajos de investigación sobre la Isla Dundee así como los que se encuentre en tránsito o en otros sectores al norte de la Península Antártica.

La nueva casa será una vivienda antártica de última generación, diseñada bajo el concepto de autosustentable, donde se innovará con tecnología que permita emplear las energías alternativas.

La edificación ocupará una superficie mínima de 1.920 m2, distribuida en dos plantas y tendrá una capacidad operativa de 60 personas de la dotación permanente y 80 que se encuentren en tránsito, alcanzando una capacidad total de 140 plazas.

El Ministerio de Defensa informó que «entre sus comodidades incluirá una enfermería con consultorio para atención de pacientes, odontología, sala de Rayos X, shockroom, salas de internación y farmacia; cocina, panadería, gimnasio de usos múltiples y una radioestación para comunicaciones satelitales e informáticas.»

Además, la misma fuente indicó que se realizarán estudios «sobre técnicas constructivas adecuadas, materiales resistentes a las condiciones climáticas, experiencias y antecedentes de otras bases y países con edificaciones en la Antártida.» El objetivo de las pruebas será buscar «un diseño de base que integre las distintas áreas operativas y funcionales de la misma, definiendo en su desarrollo, las nuevas instalaciones con las características adecuadas para el suelo antártico.»

La reactivación de la Base Petrel:  Un cambio de paradigma en el programa antártico argentino

El desarrollo del programa antártico argentino esta llevando adelante un cambió de paradigma trascendental con la reactivación de la Base Petrel. Este cambio significa contar con un nodo logístico que permitirá enlazar en un solo lugar el transporte aéreo con el marítimo, reduciendo considerablemente costos e impacto ambiental.

Por este motivo, el pasado 26 de noviembre, «el presidente Alberto Fernández autorizó a través del decreto 809/2021 fondos adicionales para el ministerio de Defensa que entre otros objetivos incluían la reactivación del emplazamiento que había abandonado la condición de base permanente después de un incendio sufrido en 1974.»

Esto significa que además del puente actual con la base Marambio, Argentina va a contar con una pista de mayor nivel de operatividad a un menor costo, especialmente en los meses de verano que son los de trabajo más intenso.

La base Petrel ocupa una ubicación estratégica en el norte de la península antártica que permitirá concretar un eje logístico Ushuaia-Petrel similar al que hoy opera Chile entre la Base Frei y la ciudad de Punta Arenas.

De esta maner el estado nacional alienta el desarrollo de un proyecto moderno y sustentable que va a contar con un diferencial claro respecto del resto de los operadores de programas antárticos ubicados en el norte de la península.

Una de las razones contempladas son las temperaturas cada vez más altas registradas en la Antártida. Esto ocasiona que la pista de suelo congelado de la base Marambio tenga cada vez mayor cantidad de días no operativos al derretirse. La alternativa a esta problemática es la base Petrel donde las pistas van a ser sobre un suelo más estable.

Según los plazos previstos la base estará operativa por completo para el verano de 2026. En la actual campaña además de las 18 personas que van a pasar el invierno en Petrel se enviarán a otras 25 que durante este verano trabajaran en la reparación del hangar y a otras 16 personas de la Dirección Nacional del Antártico que realizaran estudios de impacto ambiental.

Acerca de la base Petrel

El inicio de Petrel, fue ser un refugio naval donde poder realizar tareas de verano y un depósito de combustible para el reaprovisionamiento. Su instalación fue en diciembre de 1952 durante el gobierno de Juan Domingo Perón, quien venía de ser reelecto por una amplia mayoría que superaba el 63% de los votos.

Pasó a ser una base naval de ocupación permanente el 22 de febrero de 1967 hasta que en el año 1976 tuvo que replegarse la dotación debido a un incendio donde se destruyó por completo la casa de alojamiento del personal.

Tras la decisión del Poder Ejecutivo, a cargo de Alberto Fernández, con el Decreto 809/2021 «se otorgaron fondos adicionales destinados a las tareas vinculadas a la reapertura de la Base Petrel en la Antártida. De esta manera, después de 40 años «vuelve a ser una base permanente», se informó oficialmente.»

De esta manera el gobierno de Alberto Fernández concretó la apertura de la Base Conjunta Antártica Petrel el 9 de diciembre de 2021 con el arribo del rompehielos ARA Almirante Irízar que desembarcó la dotación que permaneció en la base transitoria hasta mediados de febrero del 2022.

El desembarco, desde el buque Irizar hacia la base, se realizó «desplegando embarcaciones de desembarco de personal y vehículos (EDPV), lanchas, botes y vehículos anfibios a rueda (VAR), estos últimos operados por personal de la Infantería de Marina de la Armada Argentina.»

Ahora la base Petrel integra ahora el conjunto de base permanentes que la República Argentina mantiene operativas todo el año. Estas son Esperanza, Marambio, San Martín, Orcadas, Carlini, y Belgrano II; y cuatro transitorias, es decir, activas únicamente durante el período estival: Matienzo, Brown, Decepción y Primavera.

Recordemos que nuestro país reivindica la soberanía sobre el denominado “Sector Antártico Argentino” que se encuentra definido por el paralelo 60º Sur y el Polo Sur, y los meridianos 25º y 74º de longitud Oeste que son los límites extremos longitudinales de la Argentina: 74º Oeste marca el punto más occidental del límite con Chile (el Cerro Bertrand, Provincia de Santa Cruz) y el meridiano 25º Oeste corresponde a las islas Sándwich del Sur (Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur).

Nuestro sector antártico cuenta con una superficie aproximadamente de 1.461.597 km², de los cuales 965.314 km² corresponden a tierra firme. Nuestros derechos soberanos sobre estos territorios están fundamentados por la contigüidad geográfica y la continuidad geológica con el territorio argentino. Sin dejar de mencionar la instalación y ocupación permanente de bases antárticas y el desarrollo de actividad científica que se realiza hace más de un siglo.

Fuente:

https://www.argentina.gob.ar/noticias/base-petrel-avanza-la-reconstruccion-de-la-casa-habitacional-sustentable

https://www.telam.com.ar/notas/202212/615610-construccion-casa-habitacional-sustentable-antartica.html

https://www.delfuegonoticias.com.ar/noticias/nacionales-5/construyen-una-casa-habitacional-sustentable-en-la-base-antartica-petrel-40903

https://www.telam.com.ar/notas/202112/577753-argentina-base-petrel-antartida.html

https://www.fuerzas-armadas.mil.ar/Noticia-2019-12-10-apertura-base-petrel.aspx

https://cancilleria.gob.ar/es/iniciativas/dna/divulgacion/sector-antartico-argentino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s