Al menos 58 muertos por seguir ayuno ordenado por líder religioso

“Esto es terrorismo”, dijo el presidente de Kenia, William Ruto. Paul Mackenzie Ntenghe dijo que habría hasta mil personas en un bosque negándose a comer en su afán por “conocer a Jesús”.

El número de cadáveres hallados en el sur de Kenia de presuntos miembros de una secta que ayunaron hasta morir para encontrarse con Jesucristo llegó a 58, informó este lunes el inspector general de la Policía keniana, Japhet Koome, que llegó hasta el bosque de Shakahola, lugar donde se han exhumado los cuerpos y donde las excavaciones aún continúan.

«Hasta ayer (domingo) se había confirmado la muerte de 47 personas. Sin embargo, hoy tenemos 11 adicionales, lo que hace un total de 58 personas muertas confirmadas», afirmó Koome. «Condenamos enérgicamente cualquier forma de organización religiosa que promueva creencias extremistas y opere fuera de los límites de la ley», dijo el alto mando policial.

El 14 de abril, las autoridades encontraron los restos de cuatro adeptos de la Iglesia Internacional de la Buena Nueva, dirigida por Paul Mackenzie Nthenge, quien habría instado a sus seguidores a ayunar para «conocer a Jesús». Ese día, otras 11 personas fueron rescatadas y hospitalizadas. Pero los macabros hallazgos siguieron y desde el viernes ya suman 58 los cuerpos recuperados.

Largo historial

El líder de la secta ha dicho a las autoridades que si buscan, encontrarán a más de mil personas que fueron a «encontrarse con Jesús”. En tanto, el presidente de Kenia, William Ruto, dijo este mismo lunes que se buscan cadáveres, pero también posibles sobrevivientes. «Lo que estamos viendo en (el distrito costero de) Kilifi es un tipo de terrorismo», dijo el mandatario.

Ruto señaló que el pastor de la iglesia «debe estar» en una cárcel. «Los terroristas utilizan la religión para promover sus atroces actos. Personas como Mackenzie utilizan la religión para hacer exactamente lo mismo», sostuvo. El bosque, de 300 hectáreas, está acordonado, pero en su interior permanecen aún personas que se han negado a ser asistidas cuando son encontradas por las autoridades.

La Cruz Roja de Kenia informó que ha recibido la denuncia de al menos 112 personas desaparecidas en la zona. «Pedimos al gobierno nacional a enviar tropas al terreno para que podamos ir al interior (del bosque) a socorrer a las víctimas que siguen ayunando hasta la muerte», pidió Hussein Khalid, miembro de Haki Africa, organización que alertó a la policía sobre las actuaciones de la iglesia.

Nthenge ya había sido detenido porque convencía a muchos niños a no ir a la escuela bajo el argumento de que, supuestamente, la educación no estaba reconocida en la Biblia. Después fue detenido por la muerte por inanición de dos niños, pero salió de prisión tras pagar una fianza de 700 euros.

(DW)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s