MEJOR QUE EL FMI, ¡NADA!

El neoliberalismo en la Argentina nunca fracasó, siempre encontró un chivo expiatorio que lo preservara.
Por Alejandro Marcó del Pont