Benditas propinas

Hay gente que se niega a reconocerlo, hay quienes se olvidan, pero el auténtico camino hacia la meritocracia comenzó en la propina. | Sátira, por Onó, el Insuperable

Anuncios