La masacre de Rincón Bomba

Los delitos de lesa Humanidad son imprescriptibles. Lo que no deja de ser una premisa fundamental del derecho, choca con la realidad de la lentitud de la Justicia. A lo largo de la Historia argentina hemos vivido demasiadas pruebas de genocidios, unos más cruentos que otros. Pero en su salvajismo y en su impunidad, tal vez ninguno supere al que está pronto a cumplir 70 años: “La masacre de Rincón Bomba”, que se cobró centenares de vidas en Formosa. Los ingredientes que se combinaron entonces parecen no estar tan lejanos en el tiempo: explotación laboral, abuso de autoridad, hambre, represión, encubrimiento mediático y lentitud judicial.

La abuela pilagá que reveló el secreto más secreto

En estos días se cumplieron 3 años de que murió una de las mujeres que en 1947 sobrevivió a la “Masacre de Rincón Bomba”, en la que fueron asesinados por oficiales de la Gendarmería Nacional cientos de originarios pilagá, tras una verdadera cacería humana que duró veinte días. El recuerdo de Valeria Mapelman.