Vergüenza 

Por la redacción de El Cisne

Graciela tiene 70 años y padece de una enfermedad psiquiátrica por la cual no puede valerse por sí misma. Su hijo tomó la decisión de internarla cuando le abrió la puerta de su casa a un desconocido que le robó y la violó. En el Ministerio de Desarrollo Social le informaron que Graciela no recibiría más su pensión de $ 4.445 porque su ex esposo, con quien no vive desde 1998, cobra una jubilación de $ 12.000. Su hijo, docente de la provincia de Bs.As., no tiene idea de cómo hacer para solventar el hogar en el que su madre está internada y los $ 2.500 por mes que gasta en medicamentos.
Héctor recibió hace 7 años su Certificado de Discapacidad. Tiene una enfermedad que le genera tumores en el cuerpo. Hace unos años perdió la movilidad de sus piernas y ya no camina. Vive con sus padres en Lanús, ambos perciben una jubilación y alquilan. El trabajo de remisero del padre ayuda a pagar los $ 3.500 mensuales de la medicación de su hijo. Héctor repara PC. Para poder ir a buscar y entregar PC su familia le compró un auto, que, adaptado, puede ser manejado con las manos solamente. En el Ministerio le informaron que ya no cobraría su pensión de $ 4.900 por tener un auto a su nombre.
Myriam es mamá de un hijo de 33 años con parálisis cerebral, cuadripléjico desde su nacimiento. Afirma que sus gastos fijos son los siguientes: $ 6.000 entre alquiler e impuestos; $ 2.500 de energía eléctrica (su hijo está conectado a una bomba para poder alimentarse); $ 1.000 de gas (necesita un ambiente calefaccionado para evitar neumonías o bronquitis); $ 1.800 mensuales de pañales; $ 2.500 de medicamentos. Además debe abonar un servicio de ambulancia por cualquier cosa que pueda suceder. Cuando preguntó por qué le habían quitado la pensión, le contestaron que su marido es solvente porque tiene un sueldo de $ 22.000.
Araceli sufre de fibromialgia, enfermedad que le genera dolores corporales constantes. Por la osteoporosis de columna que sufre no puede golpearse ni caerse y por eso no puede viajar en transporte público. Vive en Saavedra, tiene 54 años y desde hace 4 tiene Certificado de Discapacidad. Gestionó la Pensión No Contributiva en ANSeS, la cual le negaron por tener un auto producto de la división de bienes con su ex marido. “El auto no es un lujo, lo necesito para trasladarme a todos mis médicos y terapias que necesito para poder vivir”, comenta Araceli.
Mabel tiene 55 años y es hipoacúsica. Cuando fue a reclamar porque no le habían depositado sus $ 4.000, le dijeron que le habían quitado el beneficio porque su marido cobra una jubilación de $ 8.000, es decir un monto mayor que la mínima. Pero, lo insólito fue la solución que le sugirieron: “que me divorcie, que me vaya a vivir a una pensión y me declare indigente para que me la devuelvan”.
Sova, padre de 3 hijos es oriundo de la localidad chaqueña de Saenz Peña. Cuando tenía 11 años bajó del tractor para limpiar las ramas que se habían acumulado y al meter la mano, perdió un brazo y una pierna en el accidente. Es propietario de un Fiat Uno. Por ello, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación le informó a fin del año pasado que ya no cobraría la pensión de $ 3.500.
Yanina es rosarina. Logró la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos en Rio 2016 por su excelente performance en los 100 metros llanos. Un patrocinador, que ofreció apoyar la carrera de la atleta con una contribución mensual de $ 4.000, le indicó que debía inscribirse como monotributista. La nueva condición fiscal de Yanina hoy la priva de percibir los beneficios que le corresponden por ley. Así le informaron desde el Ministerio.

Misceláneas
– La Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que desde 2014 en Argentina tiene vigencia Constitucional, reconoce que las personas con discapacidad son sujetos de derechos y no objetos de asistencialismo.
– Carteles que portaban ma-nifestantes el 15 de junio en la Marcha de Cap. Fed.: “Lo que vos llamás errores son Derechos Humanos”. “Tengo capacidades diferentes, vos sos un incapaz indiferente”.
– Twitter que circuló por las Redes Sociales: “Michetti y Triaca, lo que es capaz de hacer la diferencia de clase”.
– “¿Qué es lo que hacemos para vencer a la resistencia? Primero lanzar muchas iniciativas al mismo tiempo…, estoy develando la estrategia… El gremio focaliza en una, le abriste 12, las otras 11 avanzan. Cuando se dieron cuenta que alguna ya se implementó, van atrás de esa y avanzas con la que no habías avanzado. Un partido de ajedrez o de damas medio complejo. ¡Pero que funciona ! Y funciona por el equipo…”, remata el Ministro Esteban Burllrich sonriéndole al Presidente, sentado a su derecha, en la Academia Nacional de Educación.
– “No hubo errores, no hubo excesos…”, dijo de frente a la cámara de televisión una muchacha ciega en Entre Rios.
– “No tenemos los teléfonos de todos y no es efectiva la comunicación por carta”, sostuvo Guillermo Badino.
– Canta Serrat: “…aunque es más turbio cómo y de qué manera llegaron esos individuos a ser lo que son, ni a quién sirven cuando alzan las banderas. Hombres de paja que usan la colonia y el honor para ocultar oscuras intenciones: tienen doble vida, son sicarios del mal. Entre esos tipos y yo hay algo personal”.
– “La incapacidad para ponerse en el lugar del otro es insensibilidad. Y si los funcionarios de un país no tienen sensibilidad, tenemos un gobierno insensible”, dice en una carta que recibió esta redacción.
– “Por error de aplicación de criterio pueden haberse quedado sin cobrar”, dijo la Ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.
– “Cuando lo que representa una pensión por discapacidad, 3 o 4 mil pesos, equivale a una sola cena con un buen vino…”, dice un mail que nos llegó.
– “Todo esto me hizo recordar que cuando hice la colimba, el oficial que me instruyó, antes de mi primera guardia en el medio del campo y la oscuridad total, me dijo: ‘¡primero dispare chamigo, después averigüe!’”, me comentó un conocido durante la Marcha.
– Me lo contó el Profe del Taller Laboral de La Plata y me hizo reír: “cuando le dijimos a los pibes que el Ministerio de Desarrollo había puesto un 0800, Raúl, el tarta, dijo: ‘Se, se señora, Ss, Stanley, yo, yo, nnnno soy co, co, corrupto, hijos, hijos de mil …!’”.
– Sigue Joan Manuel: “Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad, viajan de incógnito en autos blindados a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad, a colgar en las escuelas su retrato…, juegan con cosas que no tienen repuestos y la culpa es del otro si algo les sale mal. Entre estos tipos y yo hay algo personal”.
– “Son fríos, no tienen corazón. Pero, ¿tendrán la inteligencia de entender que todo tiene un límite?”, se pregunta este cronista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s