Compra sospechosa

Por Guillermo Delgado Jordan para Nuestras Voces

En el marco de la investigación de lo que los medios oficialistas insisten en denominar “la ruta del dinero K” por supuestos casos de corrupción en el otorgamiento de Obra Pública del anterior gobierno, se dio a conocer ya hace tiempo el ranking de los beneficiarios de dicha obra. Fue en ese momento, cuando dentro del Top Ten se evidenció que los beneficiarios estaban mucho más cerca de la “M” que de la “K”, pues en los primeros lugar se destacaban el primo del Presidente Mauricio Macri y la brasilera Odebretch a la que tanto le gusta depositar dinero en cuenta de funcionarios.

Las sospechas de devolución de favores entre las empresas “adjudicatarias” de licitaciones de obra pública y los “funcionarios” siempre son tema de discusión y, por los montos millonarios que se manejan, suelen levantar sospechas de sobres bajo la mesa, depósitos en cuentas bancarias foráneas que simulan ventas o, como veremos en este artículo, la adquisición de propiedades en valores millonarios.

Así como la IECSA ex Calcaterra y Odebretch, también figura en el Top Ten de adjudicatarios el Grupo Cartellone, un conglomerado de empresas que supo nacer en Mendoza hace 99 años de la mano de un inmigrante italiano, José Cartellone, el cual fabricaba piletas, cisternas y lagares y que, hoy en día, opera en Argentina, Bahamas, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, Honduras, Jamaica, Panamá, Perú y Trinidad y Tobago.

Con buen olfato en los negocios, el grupo centra actividades en la construcción, vialidad, los desarrollos energéticos y los emprendimientos agroindustriales con múltiples sociedades como, por ejemplo, José Cartellone Construcciones Civiles S.A., Gasnor, Gasmarket, Grupo Benicio, Finca Santa Bárbara y Aceros Cuyanos.

Dentro de las principales últimas licitaciones en las que salió favorecido, se destaca, por ejemplo, la UTE que conformó con Benito Roggio y Supercemento, en la que el gobierno de Rodríguez Larreta en la Ciudad le adjudicó, en mayo del año pasado, la construcción de un túnel aliviador del arroyo Vega, una obra clave contra las inundaciones del barrio de Belgrano por casi 2.000 millones de pesos, solventados con un financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y con dinero de las arcas porteñas.

Es la misma Cartellone que, hace unos días, suspendió sin goce de haberes a un centenar de empleados que se encontraban trabajando en la obra de repavimentación de un tramo de la Ruta Nacional 18 y la misma Cartellone a la que el gobierno, en Mendoza, le subsidia las facturas de luz.

Compra-Venta

Para los que vienen siguiendo la gestión de Cambiemos, sabrán que ha sido práctica habitual de su gestión el de desprenderse de una gran cantidad de inmuebles. La administración de Bienes del Estado ha autorizado la venta de muchísimos, por ejemplo, las 17 propiedades en CABA enumeradas en el Decreto 952/2016 donde encontramos propiedades como la de Manuela Pedraza 1558 (donde funcionaba el Centro de Salud Mental Nº1) o los edificios de oficinas de la ex SIDE ubicados en Coronel Díaz 2079, Billinghurst 2457 y Sánchez de Bustamante 2496 o también, la céntrica propiedad sita en Paraná 386 donde estaba la Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación.

El Estado también publicó el decreto 225/2017 autorizando la subasta de otras 26 propiedades en la Ciudad de Buenos Aires, como por ejemplo, las de Lavalle 571/73/75. Por eso resulta por demás llamativo que dentro de esta tónica compulsiva de venta de inmuebles que lleva adelante el Estado, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nos sorprenda en el Boletín Oficial del 6 de julio con la Resolución N.º 501/MDUYTGC717 por la que adquiere en forma directa un inmueble en la esquina de Perón y Jean Jaures en la suma de 7.500.000 de dólares, y que lleva la firma de Franco Moccia, Ministro de Desarrollo Urbano y transporte de la Ciudad.

Pero lo que más llama la atención es que dicho inmueble le sea adquirido a Cartellone Energía y Concesiones Sociedad Anónima, una de las firmas del Grupo Cartellone, top ten de los contratistas del Estado y a los que el mismo gobierno de la Ciudad suele adjudicarle (como vimos) contratos millonario de obras, en un ida y vuelta de dinero que resulta, como mínimo, llamativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s