El voluntarismo ya no alcanza

Por Alejandro Enrique para Noticias La Insuperable

La semana que pasó tuvo su centro de atención en los sobresaltos cambiarios que aceleraron el muy predecible regreso de la Argentina a la tutela del FMI. En lo que va de mayo, el BCRA resignó casi 2.200 millones de dólares de reservas, de los que aproximadamente 1.900 millones correspondieron a la caída del viernes.

Las voces oficiales se abroquelaron en torno a dos argumentos: una crisis internacional, más aguda en la región, de la que el país es víctima y no culpable, y la suerte de contar con un Fondo Monetario renovado, amable y comprensivo, en circunstancias desfavorables. El resto fue, como de costumbre, voluntarismo puro y duro.

La semana que se inicia estará al filo de las Lebac: el martes vencen cerca de 670 mil millones de pesos. Habrá, seguramente, novedades respecto del acuerdo del crédito stand by con el FMI. El fuego de economistas amigos del gobierno deslumbra en los medios, aunque la imposibilidad de interpretar sus intenciones con certeza genera mayor incertidumbre.

Las expectativas no son buenas y la ola de desconfianza crece. Los precios, que ya desestimaron con subas preventivas cualquier justificación o pedido de paciencia, amenazan con encarecer más aún los productos de consumo masivo.

La desconfianza creciente que para abril reflejaron dos clásicos índices que publica la Universidad Di Tella, el de Confianza del Consumidor: – 8,5%, y el de Confianza en el Gobierno: – 11%, parece haberse acentuado no solamente con la traumática reaparición del FMI sino también con los argumentos insostenibles que usó el gobierno para tranquilizar a la población.

Universidad T. Di Tella

La esgrimida apreciación del dólar tanto en el mundo como en la región muestra que en el año Argentina aventaja notablemente, con una escalada de más de un 24%, a los países en los que la moneda norteamericana subió: Brasil: 7,5 %, Perú: 0,42%, Rusia: 6,5%, México: -2,4%, Zona euro: 0,49%, por dar algunos ejemplos. Y las diferencias contrastan todavía más en la última semana: Argentina: 6,25%, Brasil: 0,39%, Perú: -0,31%, Rusia: -2,25%, México: 0,53%, Zona euro: 0,29%.

La delicada situación de las provincias es otra potencial amenaza crítica. La mayoría se endeudó en dólares, recibió pesos del BCRA, pero mantiene la obligación de cancelar intereses y capital en moneda norteamericana. Neuquén, por ejemplo, está endeudada en más de 700 millones de dólares, que tomó a tasas entre el 7,5% y 8,5%.

Podría decirse que el Banco Central, en parte, fortaleció las reservas con las divisas del endeudamiento que los gobernadores tendrán que afrontar. La suba del dólar achica los recursos provinciales, disponibles en pesos devaluados, al tiempo que la inflación no cede en un contexto inestable, de incertidumbre económica. Un cóctel letal.

El discurso oficial atraviesa, también, una devaluación acelerada. Mayo presentó un trío difícil de minimizar en simultáneo: dólar, tarifazos y FMI. La interpretación caprichosa de datos, el mustreo de logros en realidad inexistentes y las falacias antes eficaces se han tornado contraproducentes en 2018 porque, ante la aspereza de un día a día cada vez más arduo, al que se suman corridas cambiarias e incertidumbres que disparan la angustia cotidiana, el voluntarismo ya no alcanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s