Cierran el jardín del hospital Ramos Mejía

El ministerio de educación porteño cerrará 3 salas del jardín maternal del Hospital Ramos Mejía

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Siempre a contramano de las necesidades de la gente, el gobierno porteño comandado por Horacio Rodríguez Larreta ya anunción que en 2019 cerrará la sala para los chicos de 45 días a un año, en 2020 la de chicos entre uno y dos años y en 2021 la de dos.

En la Ciudad faltan por lo menos 17.000 vacantes en la escuela pública, situación que se agrava año a año y especialmente en el área de jardines maternales e inicial. En este contexto el Gobierno de la Ciudad decidió cerrar tres salas de la Escuela Infantil 6 del Distrito Escolar 6. Los afectados son el lactario, la sala de deambuladores -bebés de un año- y sala de dos.

Según le comunicaron desde el gobierno a las autoridades educativas del establecimiento, los chicos serán enviados a la futura escuela inicial dentro de la Plaza “De los Vecinos” Manzana 66 (Catamarca y Moreno), pero que la misma se encuentra en proceso licitatorio con lo que no iniciaría sus clases antes del ciclo lectivo 2020.

Según informan desde Diario Z, un comunicado de la Asociación Cooperadora de la Escuela, las autoridades anunciaron el cierre definitivo de la sala Lactario a partir del año próximo, 2019, y de las salas de 1 y 2 años en 2020 y 2021. Las salas fueron refaccionadas después de los daños causados por una tormenta en abril pero el Ministerio -aunque la obra ya terminó- decidió que sigan vacías.

La supervisora informó a las familias que “el lactario no aparece en el sistema no debido a un problema informático sino porque se cierra, y que se van a trasladar las salas de tres, cuatro y cinco años al nuevo edificio de la Manzana 66”. La funcionaria destacó que la decisión proviene de la Ministra Soledad Acuña, que es “inamovible” y que la alternativa para los niños y niñas de hasta dos años son los Centros de Primera Infancia (CPI), que no dependen de Educación sino de Desarrollo Social. Los CPI (Centro de Primera Infancia) son instituciones de contención social tercerizadas que dependen de Desarrollo Social y no de Educación, no tienen proyecto educativo. La mayoría es gestionadas por las iglesias católica y evangélica u ong vinculadas al clero aunque el gobierno porteño pague los sueldos del personal precarizado y por fuera del Estatuto del docente, el lugar donde funcionan y la comida de los chicos.

El comunicado expresa: “Esta insólita decisión de borrar de un plumazo el acceso a la educación para los más pequeños significa lisa y llanamente aniquilar nuestra escuela tal como la conocemos, y un claro perjuicio para muchas familias, sobre todo para los trabajadores del Hospital por la accesibilidad y conexión de su lugar de trabajo al jardín (…) Lo que nuestros hijos e hijas aprendieron en su paso por el jardín maternal no lo podrían haber aprendido en otro lugar. No permitiremos que comparen el funcionamiento de una escuela con el de un Centro de Primera Infancia, dependencia de Desarrollo Social, donde el foco no estaría puesto en la educación sino en la contención social. No hay proyectos pedagógicos y los trabajadores se encuentran bajo contratos precarizados”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s