La Parmesana: despidos y sueldo en cuotas

Una a una, las empresas tradicionales de la Argentina instalan una precarización laboral “de facto”

Por Tomás Palazzo para Noticias La Insuperable

Zanella, La Salteña, Siam, Deutz, por solo nombrar algunas de las últimas de las tradicionales firmas de la vida de los argentinos, se han convertido en el puntal de lanza de una precarización laboral que, en los hechos, no necesitó pasar por el Congreso para instalarse en el mercado del trabajo.

Despidos con media indemnización (o ninguna), reducción de horas, recortes en los sueldos, jornadas de dos o tres días a la semana se han vuelto cosa habitual con la anuencia de un sindicalismo servil que con la premisa de “conservar la fuente de trabajo” parece entender más al empresario que, muchas veces con razón, no puede mantener la fábrica, que al trabajador que no tiene para alimentar a su familia. Y la ahora bicéfala CGT que se deja entretener servilmente en eses juego “empresario-trabajador” que le propone el gobierno sin salir a luchar con los botines de punta contra una propuesta gubernamental que ahorca al empresario y mata al trabajador.

Y ahora es el turno de La Parmesana, aquella firma que ha sabido condimentar la mesa de los argentinos desde hace medio siglo. La planta fabril ubicada en la ruta 5 y rotonda de acceso a la ciudad de Mercedes comenzó con una política de despidos. En diciembre la empresa ya había hecho un “acuerdo” con los trabajadores para pagar en cuotas, pero enero sorprendió con el despido a tres trabajadores de la planta sin vislumbrarse en el horizonte que la cosa quede ahí.

En tanto, Jorge Retegui, delegado regional del Ministerio de Trabajo de Mercedes, salió a cruzar a los medios con el libreto aprendido en Cambiemos de aparentar hacer algo sin hacer nada: “Citaremos a las dos partes, queremos que la fábrica de explicaciones a ver qué sucede, por qué se dan los despidos. El mes anterior ya se había hecho un acuerdo para pagar en cuotas porque venían de una situación financiera difícil de la que creen que van a ir saliendo de a poco, pero nos sorprendieron con estos despidos”, vislumbrándose así que, nuevamente, se dilatará todo en el tiempo y no habrá marcha atrás.

Retegui, quien pasó de ser un sindicalista comunista a dirigente de Cambiemos sin escalas, es el mismo que tildó al gobierno de Cristina Kirchner como “gobierno populista corrupto” mientras avisaba que habría crisis para rato con el actual gobierno (pero por culpa del anterior, obviamente).

Mientras tanto, tres familias que con el “gobierno populista corrupto” anterior comían, ya no pueden hacerlo.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s