Papelón populista

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

Axel Kicillof nos humilló ante el mundo: recibió con mate y rústicos bizcochos a dos de los genios de la economía mundial que atesora el FMI e intentó lavarles el cerebro con metodología estalinista.

La pluralidad del Fondo Monetario chocó de frente con la malvada ordinariez populista. Don Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, haciendo gala de la universalmente conocida tolerancia de los funcionarios del organismo,  tuvieron la delicadeza de reunirse con Kicillof sin sospechar la repugnante celada que les había preparado el ex funcionario K, un zurdito de siete suelas, insolente sin par, que tuvo hasta el tupé de contradecir a las dos lumbreras que habían descendido al llano para instruirlo en las artes de la alta economía.

Aunque es de público conocimiento el convite macabro de bizcochos de Don Saturnino y mate con hoja de ombú que casi desintegra las entrañas de Trevor, poco se dijo de las tropelías que el mozalbete escondía bajo la manga. Los vecinos de orden, gracias al celo de la servicial muchachada PRO, pudimos conocer los pormenores de un encuentro  que por milagro no terminó en tragedia de resonancia mundial. Cámaras ocultas y micrófonos bien disimulados salvaron a los dos cándidos filántropos de la conversión al marxismo ateo.

Resultado de imagen para marx y engels

Con apoyo de la tecnología punta que manejan los convictos kirchneristas que coparon el sistema penitenciario, el creador del cepo montó en su despacho una suerte de cripta saturada de artilugios para quebrar con mensajes subliminales la resistencia moral e intelectual de los entrañables Roberto y Trevor que, embotados por el ataque parapsicológico, llegaron al punto de negar las excepcionales dotes de nuestros estadista Mauricio. Los registros de seguridad captaron hologramas de imágenes angelicales de Marx y Engels reflejadas en los espejuelos de las gafas de Cardarelli.

La suerte quiso que un héroe del cambio se animara a interrumpir el encuentro para solicitar la atención urgente de un asunto africano, invocando órdenes de Lagarde dirigidas a los representantes del FMI. Luego Alleyne fue sometido a un severo lavaje de estómago que lo liberó de la grasa que había tapizado su sistema digestivo. Don Roberto recibió el apoyo psiquiátrico de Facundito que lo ayudó a recuperar el dominio de sus facultades mentales y dejar de repetir como una letanía “la austeridad mata”.

No fue posible evitar que el papelón populista de bizcochos grasosos recorriese el mundo. Costará borrar tan vergonzosa imagen. Dos figuras amadas desde Zambia a Groenlandia estuvieron a punto de caer en las garras K. La previsión de la noble muchachada PRO, servicial y moderna, nos salvó de un trágico desenlace. Entendamos de una vez que la única garantía de tranquilidad es deskirchnerizar nuestra amada patria de una vez por todas. ¡Urge! ¿O no?

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s