Il Capo de la misión del FMI

Desde que Mauricio Macri asumió como presidente, el italiano Roberto Cardarelli es el encargado de dirigir las misiones del FMI en Argentina. Muy pronto este burócrata, apegado por convicción a las viejas recetas del Fondo, ganará protagonismo mediático.

Roberto Cardarelli

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Se da por hecho que, tras apretar las clavijas al máximo, Cardarelli dará el visto bueno al crédito stand by que implora, sin hacer ascos a condición alguna, el equipo económico por orden del Presidente Macri. Superada esta instancia, todo parece indicar que el italiano se afincará en el país para seguir de cerca el cumplimiento de las exigencias del FMI. A pesar de haber cultivado hasta el presente, con cierto éxito, un perfil bajísimo, se prevé que de ahora en más no le resultará tan fácil pasar desapercibido.

Adicto al ajuste, Roberto Carderilli no ve con buenos ojos a las clases medias que se resisten al exterminio, a los jubilados y a los trabajadores demandantes. Como jefe de misión en Chile, no dudó en exigir más reformas para empobrecer a los ya muy débiles asalariados. Aunque prefiere catar buenos vinos lejos de los flashes y las cámaras de televisión, su fogosidad romana se yergue al rojo vivo por sobre el bajo perfil cada vez que, con el FMI como estandarte, está cerca de pulverizar un derecho o propiciar una reforma ruinosa para las clases subalternas de los países en vías de desarrollo.

Los argentinos que en calidad de funcionarios alguna vez tuvieron que negociar con el italiano, afirman que, además de una preparación de altura poco frecuente para la mediocridad del técnico promedio que suele reclutar el FMI, ostenta conocimientos de experto en la economía de nuestro país, casi a nivel de obseso. Después de unos cuantos años de paciente abstinencia, Cardarelli ve muy cerca el momento de materializar el tan estudiado escarmiento. No falta quien dando rienda suelta al futurismo empático, augure un encuentro informal con Javier González Fraga, alma gemela con quien que podría iniciar una amistad duradera.

Tras licenciarse en Economía en la Universidad de Sapienza, inició su entrenamiento académico conservador en célebres universidades, que lo acercaron a la especialización, el doctorado, la experiencia en el trabajo de investigación y la cátedra, antes de arribar, en 1999, al Fondo Monetario Internacional. Ya en la ansiada Meca, hizo sus primeras armas en el Departamento de Asia. Una vez fogueado en el arte de profundizar miserias, ganó su escritorio en el Departamento del Hemisferio Occidental. Desde allí fustigó a Chile, a pesar de la obediencia proverbial que ese país le demostró al FMI en incontables oportunidades.

El ya señalado apego de Cardarelli a las vetustas recetas del FMI lo aleja, incluso, de la nueva estrategia de marketing propagandístico internacional que el organismo despliega para maquillar su imagen y que, por ejemplo, en nuestro país ha servido para dar argumentos al oficialismo, es decir: el nuevo y humanista FMI, el que aprendió de sus errores. La máxima concesión del italiano ha sido escribir en algún documento, o pronunciar con mal disimulado desdén, la muletilla de aspirar con sus ajustes a lograr un crecimiento “más inclusivo” para la víctima de turno.

Anoop Singh
Anoop Singh

La presencia de Roberto Cardarelli en la Argentina no será esta vez una discreta visita transcurrida entre revisiones formales, elogios al cambio y vinos de honor. Promete los rigores de una mano de hierro contenida por años. Tal vez la sombra de la debacle de fines de la década del noventa e inicios del siglo se torne idílica. Al menos la figura de Anoop Singh, la estrella del FMI que ornamentó la época, remitía al inefable Inspector Clouseau y no a la paciente y tenaz ferocidad de O Professore ‘e Vesuviano que evoca el ex académico romano, hoy burócrata impiadoso del Fondo, experto en Argentina, por si desgracias faltaran.

Professore                      Clouseau

9 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s