Escándalo en Brasil: Moro protegió al hijo de Bolsonaro de los escándalos de corrupción

Una nueva filtración de chats secretos sugieren que el Ministro de Justicia, Sergio Moro, protegió al senador federal Flávio Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

qq

Nuevas filtraciones de chats secretos entre el fiscal anticorrupción brasileño Deltan Dallagnol y otros jueces federales sugieren que el Ministro de Justicia, Sergio Moro (el mismo que encarceló a Lula sin pruebas), protegió al senador federal Flávio Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, de los escándalos de corrupción mientras fue representante de Estado.

La información surge de una investigación de Glenn Greenwald y Victor Pougy para The Intercept. En la misma se asegura que “los fiscales federales acordaron en privado que ‘no hay duda’ de que el hijo del presidente Bolsonaro estuvo involucrado en la corrupción mientras era representante del estado de Río de Janeiro, pero hasta ahora, poco se ha hecho”.

En el artículo se detalla que el Consejo de Control de Actividades Financieras identificó más de un millón y medio de reales en transferencias y depósitos por parte de Fabricio Queiroz, ex chofer de Flávio, la mayoría de los cuales terminaron en la cuenta del senador y al menos una de las cuales fue a dar a una de las cuentas de Michelle Bolsonaro, esposa del presidente.

El escándalo en torno a Flávio, que venía dominando los titulares, desapareció de los medios en los últimos meses. La investigación, en las manos del Ministerio Público de Río de Janeiro, parece haber tomado un ritmo más lento que el esperado para un caso de esta gravedad. Moro tampoco dio señales de estar interesado en las ramificaciones federales del caso, como el supuesto préstamo de Queiroz para la primera dama Michelle Bolsonaro. Las pocas veces que respondió preguntas sobre la situación del hijo del presidente, repitió que “no hay nada concluyente sobre el caso Queiroz” y que el gobierno no pretende interferir en el trabajo de los investigadores.

En tanto, el caso volvió a los informativos el lunes 15 de julio, cuando el presidente del STF, José Antonio Días Toffoli, respondió afirmativamente a un pedido de Flávio Bolsonaro y suspendió las investigaciones porque sin orden judicial se obtuvieron datos del Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf), un órgano del Ministerio de Hacienda que monitorea las transacciones para prevenir crímenes de lavado de dinero.

El 8 de diciembre de 2018, Dallagnol escribió en un grupo de Telegram llamado “Filhos do Januário 3”, compuesto por fiscales de la Lava Jato, el link a un reportaje del sitio de noticias UOL sobre un depósito de 24.000 reales hecho por Queiroz en una cuenta a nombre de la primera dama Michelle Bolsonaro. Según el texto, la “transacción fue señalada como ‘atípica’ por el Coaf y anexada a una investigación del Ministerio Público Federal, en la Lava Jato”. “Queiroz transfirió 1.200.000 reales entre enero de 2016 y de 2017. El comunicado del Coaf no comprueba irregularidades, pero indica que los montos transferidos son incompatibles con el patrimonio y la actividad económica del ex asesor”, dice el artículo de UOL.

La noticia llevó a Dallagnol a pedir la opinión de sus colegas sobre las implicaciones del caso y sobre cómo sería la reacción de Moro. La fiscal Jerusa Viecilli, crítica de la aproximación de Moro con el gobierno de Bolsonaro, respondió: “No digo nada… sólo observo”. Dallagnol manifestó serias preocupaciones con la forma en que el ministro de Justicia conduciría el caso, sugiriendo que el ex juez podría ser indulgente con Flávio, ya fuera por límites impuestos por el presidente o por su intención de no poner en riesgo su designación en el STF. “Sea como fuera, el presidente no va a sacar a su hijo. ¿Y si todo pasa antes de que se presente una vacante en el STF?”, escribió. Dallagnol agregó, refiriéndose al presidente: “Ahora, ¿cuánto va a impulsar el paquete de medidas anticorrupción de Moro si su propio hijo las va a sufrir?”.

La situación de Moro –cómo investigar un caso de corrupción que involucra a un hijo del presidente que lo designó en el cargo o, incluso, un caso de corrupción que implique al propio presidente y a sus familiares– llevó a Dallagnol a considerar la posibilidad de evitar entrevistas sobre los fueros por temor a preguntas sobre el caso de Flávio.

El mismo día en que el grupo habló sobre el caso Queiroz, Dallagnol conversó con Roberson Pozzobon, también fiscal en la operación Lava Jato, en un chat privado. Ellos ahondaron en la preocupación por las entrevistas en las que se podría abordar la situación de Flávio.

Al contrario de su usual ansia de hablar públicamente sobre otros casos de corrupción, Dallagnol dio a entender que dudaba de emitir una declaración con una condena más severa para Flávio por temor a las consecuencias políticas de desagradar al presidente, exactamente como sugirió que podía pasarle a Moro. Después de sugerir diferentes declaraciones que podrían dar sobre el caso, Dallagnol concluyó: “Sólo puede ser leído como guante blanco”. Pozzobon estuvo de acuerdo y dio su veredicto: “El silencio creo que es lo más elocuente en este caso”.

Un mes y medio después, el 21 de enero de 2019, en el grupo “Filhos do Januário 3”, Dallagnol dijo que había sido invitado por el programa Fantástico, de la red Globo, para dar una entrevista sobre fueros (la emisora prefirió no hacer comentarios sobre este asunto). El fiscal estaba ansioso por hablar del tema que la producción le dijo que iba a ser el foco de la conversación: las denuncias contra el diputado federal Paulo Pimenta, del Partido de los Trabajadores. Sin embargo, rechazó la invitación por temor a que tuviese que hablar también de los intentos de Flávio de usar los fueros para obstaculizar las investigaciones, aunque los hechos investigados hayan ocurrido cuando todavía era diputado estadual, antes de asumir como senador.

Dallagnol expresó su renuencia especulando que el riesgo de tener que tratar ese asunto era mayor que los eventuales beneficios de la entrevista. “No veo que tenga nada para ganar, porque la cuestión del foro está definida”, dijo en el grupo. Sus colegas estuvieron de acuerdo en que la mejor opción era rechazar la invitación de Fantástico para evitar una situación que pudiera ser perjudicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s