Complicidades

Por Alejandro Enrique para Noticias La Insuperable ·

PichettoManoL

Mientras los cambiemistas más soberbios se preparan para elaborar el duelo comicial, la retaguardia del oficialismo exprime los recursos necesarios para asegurarse un repliegue que le asegure impunidad en la salida y un legado de condicionamientos para el próximo gobierno.

El recurso político más valioso con el que contó el macrismo fue el de las complicidades locales e internacionales. El fracaso no agotó la cantera, hoy puesta al servicio de una retirada estratégica.

El FMI, ariete de las puntadas finales del plan neo-derechista para el desguace de los sistemas solidarios nacionales, disimula su apoyo incondicional al macrismo sin dejar de fortalecerlo. La quinta columna del cambio, cuña vernácula de la devastación, ya se ha reciclado para enquistarse convenientemente en la burocracia estatal.

Resultado de imagen para FMI macri

Aunque los datos inmediatos de la realidad son desesperanzadores para las aspiraciones de reelección de Mauricio Macri, la maquinaria propia de la impostura de su gobierno no ha variado ni el ritmo ni los objetivos ni sus pretensiones de mantener plazas fuertes de sustento para futuras recolonizaciones del estado desde zonas proclives a un rápido olvido. No es casual que las encuestas telefónicas en CABA mantengan al rojo vivo las líneas telefónicas.

Por el lado del Fondo Monetario, la táctica de lavado de cara es obvia: tira la piedra del supuesto castigo al fracaso de la gestión económica que apoyó sin cortapisas con la postergación del último desembolso pero esconde la mano que le da vía libre al oficialismo para quemar reservas.

Unas semanas de virtual tranquilidad financiera en octubre, mes clave, no son poca cosa cuando es necesario borrar de la memoria ciudadana la malintencionada devaluación que siguió a las PASO. La letanía durambarbiana del alivio sigue  tan firme como cuando se estrenó.

A pesar de que el grupúsculo parasitario de invitados a disfrutar la fiesta del cambio se niega a abandonar los salones de gala sin consumir hasta las migajas, poco queda ya para rapiñar en lo inmediato. La consigna ahora es arrancarle a Alberto Fernández definiciones pro mercado ─o pro acreedores─ y desoír cualquier crítica que pueda poner en duda la buena conducta del FMI.

Lavah

El colectivo de cómplices locales tuvo su gran logro con el lanzamiento de Pichetto al estrellato de las miserias de espíritu político. Con una sobreactuación rayana en lo inverosímil, arrastra la marca de los suspicaces como si se tratara de un delantero  peligroso en un clásico del fútbol de entrecasa.

UrtuMaPi

La prensa internacional adicta al capitalismo financiero ensaya la farsa retórica de una crítica mordaz hacia quienes hasta ayer fueran sus niños mimados del subdesarrollo. Sin ninguna intención de profundizar, claro está.

El macrismo sin Macri es una consigna invariable. Los pasos para conseguir que el prácticamente asegurado triunfo de Alberto Fernández derive en un gobierno igual a una hoja en la tormenta siguen dándose sin pausa tanto en las rutas algo visibles para la opinión pública como en los túneles que unen esas zonas políticas que se presumen incompatibles.


PichettoManoL

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s