La clave está en salir de la depreflación

Según los analistas, el gobierno debe salir de la depresión productiva y la elevada inflación con políticas de largo plazo

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

qq4

Hasta el momento, el gobierno que encabeza Alberto Fernández implemento en el ámbito económico medidas de corto alcance que apuntan a recuperar el consumo desde abajo, retener dólares y mejorar el perfil fiscal. Así lo expresan desde el Centro de Estudios Sociales y Económicos “Scalabrini Ortiz” (CESO).

El grupo de analistas económicos que encabeza Andrés Asiain indica que “es necesario empezar a delinear los ejes de una política de más largo plazo que permita superar la depreflación – depresión productiva con elevada inflación- que caracterizó la economía durante la gestión Macri”.

En su Informe Económico Mensual de enero de 2020, publicado hoy, indica que el actual gobierno no sólo debe encender los motores de la economía en búsqueda de la reactivación de la producción, sino también, “aprovechar el llamado a un amplio acuerdo social para delinear un programa que ataque la elevada inflación heredada”. En este contexto, “detener la inercia en los precios resulta clave para no incentivar la ya importante tendencia al ahorro en moneda extranjera, estabilizar acuerdos distributivos y recomponer cierto grado de previsibilidad en la economía argentina”.

Inercia inflacionaria

Para el CESO, el gobierno de Mauricio Macri subió en 20 puntos la inercia inflacionaria, que es uno de los escollos para la gestión Fernández: mientras que desde el año 2010 la economía argentina tiene un problema de inercia inflacionaria que establecía un piso en torno al 20%, que se mantuvo en torno a ese número hasta el año 2015, “la combinación de saltos devaluatorios recurrentes e incrementos tarifarios abruptos de la etapa macrista hicieron escalar esa nominalidad y dejan un piso inercial del 40% para el año 2020. Ese piso inercial se incorpora en los contratos de alquileres, en las tasas de los créditos y funciona como una referencia para los que pretender mantener su posición en la distribución del ingreso (paritarias)”.

qq3

Para enfrentar esta situación, desde el CESO proponen implementar una política heterodoxa que ataca, en sus dichos, los componentes inerciales de la inflación y se compone de cuatro puntos:

– En primer lugar, un congelamiento temporario de precios, tarifas y tipo de cambio mientras se negocian las paritarias en salario real. Es decir, se crea artificialmente un período de estabilidad de precios, y se negocian salarios con cláusulas gatillos atadas al período de congelamiento como referencia.

– De esa manera, se da lugar a la segunda etapa donde la precaria estabilidad inicial de los precios se consolida a través de la dinámica salario-precio, con una activa política de monitoreo de los acuerdos alcanzados para evitar aumentos excesivos.

– La tercera etapa, es la de consolidación final de la nueva nominalidad, a la que debe converger la política cambiaria, tarifaria y de tasas de interés (con una posible extensión a la de alquileres).

– Por último, se retorna a la negociación libre de paritarias habiendo logrado reducir la nominalidad y partir de una inflación inercial menor que la inicial.

qq1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s