La maestra rural que le deja la tarea a sus alumnos en la tranquera

En el sur de Santa Fe, una docente se las ingenia para que sus alumnos sigan aprendiendo

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Mientras decenas de miles de alumnos, en tiempos de pandemia, acceden a la educación con un click, en varios puntos del país la situación es distinta. María Caballero vive en Maciel, es docente y trabaja en el Centro Educativo Rural 303 «Antonio Arenales». En medio de la pandemia y debido a la falta de internet, se las ingenió para dejarle la tarea a sus alumnos.

«Hay que poner lo mejor de nosotros para ayudar a nuestros alumnos», expresó la docente.

No todas las escuelas rurales tienen servicio de internet, y los chicos que viven en el campo tampoco logran acceder a los beneficios de la tecnología. Entonces los maestros de estas instituciones no tienen las mismas facilidades de otros, por lo que deben utilizar el ingenio y, además, sacrificarse pensando en el futuro de esos alumnos. Y esto es lo que hace María, que le deja a los chicos en las tranqueras de los campos una bolsa con las diversas actividades que deben realizar para no retrasarse en demasía con el período escolar. Y con un cariñoso mensaje: «Quédate en tu casa. Besos, seño María».

La seño María

«Las bolsas con las actividades las cuelgo para que ellos la retiren y después las paso a buscar para corregir todo. En este momento ponemos lo mejor para ayudar a nuestros alumnos. En algunas ocasiones se mandan a imprimir las tareas, pero hay gente que no pueden hacer frente a ese gasto porque están con lo justo», contó la maestra, madre de dos hijas, que recibió innumerables mensajes felicitando su accionar en este momento de aulas vacías y con muchos chicos con ganas de aprender, pero con problemas para hacerlo no sólo por el aislamiento sino también por las dificultades económicas.

La docente prepara cuadernillos semanales con actividades fáciles para que los chicos puedan trabajar desde sus casas. “Hay casos en que los papás pueden ayudar y otros que no”, agregó en declaraciones recogidas por el portal InfoMas

María se encuentra a cinco kilómetros de la escuela y con su vehículo reparte los cuadernos. «Cuelgo las bolsas de actividades para que la retiren. Cuando terminan en la semana me dejan los cuadernos en la tranquera y voy corrigiendo, es la única manera», expuso con vocación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s