Descubren hormona sexual en los peces que podría ayudar en tratamientos de fertilidad

Biólogos chinos y canadienses han encontrado en los peces una enzima que estimula la función reproductora al actuar como una hormona sexual

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Ejemplares de Pez Cebra. EFE/Jose Manuel Vidal/Archivo

Una nueva hormona que estimula las funciones sexuales en peces podría allanar el camino hacia nuevos tratamientos contra la infertilidad en humanos, según un estudio de la Universidad de Ottawa (Canadá). Junto con sus colegas del Instituto de Hidrobiología de la Academia China de Ciencias, realizaron experimentos para analizar los genes del pez danio o cebra con el fin de observar cómo las mutaciones genéticas afectan la función sexual de los peces y la interacción de machos y hembras durante el apareamiento.

Los biólogos Kim Mitchell y Vance Trudeau, de la Universidad de Ottawa, empezaron a estudiar los efectos de mutaciones genéticas en peces cebra y descubrieron nuevas funciones que regulan cómo machos y hembras interactúan durante el apareamiento.

Trudeau ha explicado que el péptido secretoneurina es una nueva hormona y que la producida por los peces “es notablemente similar a la que se encuentra en otros animales, incluyendo los humanos“, según un comunicado de la universidad canadiense.

En un experimento, los científicos prestaron atención a que el cambio a través de una mutación específica de los genes del péptido secretogranina-2 llevó a que los machos dejaran de prestar atención a las hembras y no fertilizaran los huevos arrojados por las hembras. Al mismo tiempo, los peces se veían absolutamente saludables.

Por lo general, unos minutos después del primer encuentro, el macho comienza a perseguir a la hembra en el ritual de cortejo y tan pronto como la hembra libera sus huevos en el agua, el macho los fertiliza instantáneamente. Pero en los pares modificados genéticamente, la fertilización se produjo solo en uno de cada 10 casos.

La secretogranina-2 es un proteína importante para el normal funcionamiento de las células cerebrales y de otras que segregan hormonas para controlar funciones del organismo como el crecimiento y la reproducción. Sin embargo, esta proteína puede ser rota por enzimas especiales y el equipo descubrió que un pequeño fragmento llamado péptido de secretoneurina es importante para estimular la función sexual. En el pez genéticamente modificado se pudo restaurar parcialmente la función sexual con una sola inyección de ese péptido y los investigadores creen que este “actúa en las células del cerebro y la glándula pituitaria para aumentar la liberación de hormonas, lo que mejora la capacidad de la hembra para ovular y poner sus huevos“. Para Trudeau este es “solo el comienzo de las posibilidades“, pues los genes de secretogranina-2 pueden producir muchos otros péptidos similares a las hormonas con funciones desconocidas. “Será emocionante explorar esto en futuros proyectos de investigación“, ha asegurado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s