Durante la gestión PRO en CABA los peajes aumentaron un 17.600%

A partir de enero se suma un nuevo aumento.

Por Roque Pérez para Noticias La Insuperable

Acorde a la brutal transferencia de ingresos del bolsillo de los trabajadores a los de los grandes empresarios que viene realizando el PRO desde el inicio de su gestión en la Ciudad de Buenos Aires y que parece no tener fin, el próximo mes de enero se suma un nuevo y descomunal aumento en las tarifas del peaje de las autopistas porteñas que oscila entre el 45 y el 47%.

Con este nuevo incremento, y tomando como base los gobiernos consecutivos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta al frente del ejecutivo de CABA, los aumentos ya alcanzan un increíble y desmesurado 17.600%, cuadruplicando la inflación que hubo en el mismo período.

Así lo denuncian desde el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) desde donde expresan «su enérgico rechazo al nuevo incremento de entre el 45 al 47 % en las tarifas de peaje de las autopistas porteñas que regirá a partir del mes de enero del año 2022, luego de llevarse a cabo la Audiencia Púbica “no vinculante” que se realizará el miércoles 22 de diciembre del corriente desde las 15.00 horas, y bajo la modalidad “virtual”.«.

Desde el CONADUV emitieron el siguiente comunicado:

Ante cada incremento de las tarifas de peaje, los argumentos siempre esgrimidos por AUSA es la inflación, aumento de costos operativos, desalentar el uso de los vehículos y restablecer la ecuación económica-financiera del concesionario, no teniendo en cuenta para nada la relación beneficio/costo del usuario. Es evidente que el principal objetivo del Gobierno porteño es recaudatorio y hacer caja en forma brutal esquilmando a quienes transitan por las autopistas urbanas. El peaje se ha transformado en un verdadero impuesto al tránsito para el usuario vial, generando mayor costo de transporte y más inflación.

Los sucesivos tarifazos, abusivos e inapropiados, carentes de fundamento serio técnico-económico, que se vienen autorizando año tras año, demuestran a las claras que no hay atraso tarifario alguno.  Por ejemplo en el caso de la AU. Illia se llegará al 17.600 % de aumento durante la gestión del PRO, generando una clara discriminación, ya que los usuarios viales de menor capacidad económica son los verdaderos excluidos, reservándose el uso de las autopistas urbanas a los sectores de mayor poder adquisitivo.

Al margen de los incrementos tarifarios, se han producido aumentos encubiertos engrosando aún más la “caja negra” de AUSA y dañando a los usuarios viales. “Por ejemplo, implementar la hora pico más costosa y que antes no existía, cobrar hora pico en ambos sentidos y también los fines de semana y feriados, no levantar las barreras cuando hay congestión de tránsito, extender la franja horaria pico en una hora más, cobrar el doble de la tarifa si no se cuenta con el telepase impuesto compulsivamente”.

Grave y preocupante es que del total de la recaudación sólo el 40 % es destinado a gastos de explotación, conservación y mantenimiento de las respectivas autopistas, mientras que 50 % se orienta a obras públicas de la Ciudad, y un 10 % al Fondo Subte y Contribución especial ferroviaria (CEF). Este es uno de los motivos por el cual el “peaje” actúa como un verdadero impuesto. Cabe señalar que las obras están recontra pagadas y amortizadas, motivo por el cual las tarifas deberían bajar considerablemente en lugar de aumentar, ya que sólo hay que realizar el simple mantenimiento de las autopistas en cuestión.

El problema del tránsito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como así también el objetivo de desalentar el uso del automóvil, no se soluciona aumentando las tarifas de peaje a valores descomunales. Se logra, entre otras cosas, mejorando en forma efectiva  el transporte público de pasajeros y realizando playas de estacionamiento en zonas periféricas.

Es preocupante la indiferencia demostrada por gran parte de los señores Legisladores porteños, de la propia Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y del correspondiente Ente Único Regulador de los Servicios Públicos, que permiten pisotear y vulnerar los legítimos derechos de los usuarios viales.

El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial exhorta al señor Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a no autorizar el nuevo cuadro tarifario solicitado por AUSA, evitando generar mayores perjuicios sociales y económicos, no solo a los usuarios viales, sino también  a toda la sociedad, más aun teniendo en cuenta la difícil situación económica que atraviesa el País.

“Para el caso de un auto, en un año pagará ida y vuelta, la suma de $ 129.000.-  y un transporte de cargas $ 894.000.-. Esto tomando como ejemplo solo 25 días al mes para utilizar la Autopista 25 de Mayo – Perito Moreno con una mínima extensión de 15 km.”

El CONADUV califica las tarifas de peaje que se cobran en todos los corredores viales concesionados en el País, de exacciones ilegales, lesivas al interés general, carentes de causa jurídica, con niveles absolutamente desproporcionados con relación al servicio, contrarios al interés general, y de beneficios abusivos para los concesionarios.

2 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s