Denunciaron a Milman por «aceptación de dádiva». El antecedente de Larreta

La denuncia se hizo efectiva luego que se conocieran los vínculos con una empresa proveedora del Estado durante la gestión de Mauricio Macri.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

El diputado Gerardo Milman fue denunciado por el presunto delito de “aceptación de dádiva” por el abogado Yamil Castro Bianchi, quien recientemente solicitó que se investigue al legislador de Juntos por el Cambio por presunta “malversación de fondos públicos”. La presentación recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 3, a cargo de Daniel Rafecas, y ahora el curso de la causa lo deberá definir el fiscal Carlos Stornelli.

El diputado nacional de Juntos por el Cambio quedó envuelto en una extraña situación ante la detención de una allegada suya en un control policial de la ciudad de Buenos Aires, cuando manejaba con un registro de conducir apócrifo, un vehículo perteneciente a una empresa proveedora del estado, que obtuvo millonarias contrataciones durante el gobierno de Mauricio Macri.

Como te contamos desde Noticias La Insuperable, el pasado 4 de abril de 2022 una mujer identificada como María Luz Lanusse Peralta Ramos se encontraba circulando con un rodado marca Peugeot modelo 2008 Sport 1.6 (dominio AF-068-CS), siendo detenida en la intersección de las calles Bullrich y Cerviño por personal de tránsito del gobierno porteño quien, al advertir que tenía una licencia de conducir apócrifa, dispuso el secuestro del vehículo.

Según consta en las actuaciones judiciales, tras un llamado telefónico de la conductora, “Milman se hizo presente en el lugar del control manifestando ser titular del vehículo (a pesar que el dominio se encuentra registrado a nombre de la Metalúrgica Oliva Hnos. S.A. siendo él el único autorizado a circular con cédula azul)” y luego de dar a conocer su condición de “diputado nacional”, se quejó ostensiblemente por el accionar del personal policial y el fiscal interviniente en supuesto perjuicio a la referida Lanusse Peralta Ramos.

Metalúrgica Oliva Hnos. S.A. es la firma contratada por Presidencia de la Nación, la Casa de la Moneda, el ministerio de Seguridad y los bancos Nación, Central y Provincia de Buenos Aires durante la gestión Cambiemos. Así se vinculó con la cartera que, por entonces, era conducida por Patricia Bullrich, secundada por el mismísimo Milman para ofrecer los servicios de blindaje de vehículos para traslado e intervención de Fuerzas Policiales y de Seguridad.

Para el denunciante, “resulta francamente llamativo, y altamente sospechoso” que el legislador denunciado se encuentre como “único” autorizado a circular con cédula azul aunque el dominio se encuentra registrado a nombre de la empresa. “La cédula azul a nombre de Milman es indicio suficiente para considerar que el diputado ha recibido el automóvil en consideración a su oficio, es decir en su condición de ViceMinistro de Seguridad que facilitó negocios para la empresa que puso el vehículo a su disposición. Evidentemente se manejaba como el propietario del rodado sin serlo, y todo ello da cuenta de la necesidad de profundizar estas relaciones”, fundamentó Castro Bianchi.

El mismo caso con Larreta

Este hecho por demás curioso que sucede con el diputado Milman, ya cuneta con un antecedente probado en la justicia con dos funcionarios de Horacio Rodríguez Larreta: Paula Matach Krumpholz, Directora General de Articulación Interjurisdiccional del ministerio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desde agosto del año pasado; y Carlos María Pedrini, uno de los hombres de confianza de Horacio Rodríguez Larreta, a quien le maneja territorialmente la campaña presidencial.

En una primicia de Noticias La Insuperable del mes pasado, hemos dado a conocer la Resolución Judicial que demuestra que ambos funcionarios tenían la autorización de manejo de un Fiat 500, el cual figuraba a nombre de la sociedad“Inmobiliaria Santos Caracoles S.A«, que sirvió de «pantalla», pero en realidad el automóvil había sido adquirido por un empresario de la construcción, Pablo Gustavo Aparo, ganador permanente de obra pública en la Ciudad.

El caso debería haber sido un escándalo, pero, el que quiere ser presidente de los argentinos, Horacio Rodríguez Larreta, blindado mediáticamente, mantiene aún a los funcionarios corruptos en sus funciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s